La gestora de fondos Robeco lanza al mercado el fondo Robeco Euro Cash con una estrategia que responde a la oportunidad que brinda el actual entorno macroeconómico: invertir en emisiones muy conservadoras, con prácticamente ningún riesgo de prepago y rendimientos históricamente altos. Las inversiones objeto del fondo son principalmente certificados de depósito y papel comercial emitidos por entidades financieras y corporaciones, pertenecientes a un país de la OCDE y con vencimiento inferior a 3 meses. El rating medio existente en cartera es el más alto (A -1 +), con rentabilidades históricamente elevadas, teniendo en cuenta el carácter conservador de estas inversiones.
El 73,24% de los activos están invertidos en certificados de depósitos, 2.83% en papel comercial, y el 23.93% restante en dinero líquido (cash). Mantiene posiciones en liquidez entre un 10-20%. El 29.64% de los activos tienen un vencimiento entre 2 y 3 meses, 27.05% entre 1 y 2 meses, el 12.57% vencimiento menor de 1 mes y el 30.74% en dinero líquido (cash) con vencimiento entre 1 y 7 días. La estrategia del fondo es comprar títulos financieros muy conservadores y mantenerlos en cartera hasta vencimiento; una vez que el gestor compra los títulos, no los vende y los deja madurar hasta vencimiento. Robeco Euro Cash no está invertido en ABS ni ABCP porque estos activos tienen riesgo de crédito y se han visto fuertemente perjudicados por la crisis financiera comenzada en verano del año pasado. Tampoco invierte en bonos con cupón flotante porque son muy sensibles a las variaciones de tipos de interés. Para Ana Claver Gaviña, Responsable Institucional de Robeco España, “la crisis de liquidez ha provocado que la financiación por parte de las empresas y bancos resulte costosa, y los inversores exigen una mayor rentabilidad a la hora de prestar su dinero. Actualmente existe una desconfianza plena entre los agentes económicos, lo que ha impulsado el Euribor 3 meses a niveles totalmente impensables hace unos años (4.85% - 5%)”. Asimismo, afirma que “este estado de desconfianza se ha generado como consecuencia de un cúmulo de factores: tipos de interés bajos en años anteriores, expansión concesión de hipotecas, titulaciones de activos financieros, crisis mercado inmobiliario en EEUU, aumento de la morosidad, fuertes pérdidas económicas por parte de los bancos, crisis financiera. Sobre el actual entorno económico, la responsable de Robeco afirma que “cobra especial relevancia identificar emisiones de empresas sólidas, balances saneados, fuertes flujos de caja y que no exista ninguna duda de su solvencia frente al pago de su deuda. Debido a la falta de liquidez, las empresas tienen que pagar una prima por encima de mercado para conseguir financiación, y en estos momentos, ésta se encuentra en niveles muy elevados”.