El embajador británico en España y Andorra, Hugh Elliott, y el embajador de la República Federal de Alemania en España, Wolfgang Dold, se han mostrado "optimistas" de cara a la recuperación del número de turistas prepandemia hacia España a lo largo de 2022.

Así lo han manifestado en la XXV edición del Ciclo de debates 'Salvemos el Turismo', moderado por el director de Nexotur y el presidente del Grupo Nexo, Eugenio de Quesada, en la que han coincidido en que el turismo "está remontando", tras dos años "muy duros" para el sector provocados por la pandemia, aunque han indicado que todavía "hay secuelas" de su impacto.

El objetivo es recuperar las cifras de turistas de ambos países para España de 2019, año en el que 18 millones de turistas británicos y 11 millones de alemanes llegaron a España.

Sobre el impacto de la guerra de Ucrania en el turismo hacia España, Dold ha asegurado que es "difícil" medir los efectos a medio y largo plazo, pero ha asegurado que no va a ver un efecto perjudicial este año, por lo que será "una situación bastante normal".

Por su parte, el consejero político de la embajada británica en España, Matt Woods, ha afirmado que España, Alemania y Reino Unido son países "muy seguros y fiables" en comparación con los países del este de Europa, por lo que el impacto será muy limitado.

En cuanto a la subida de precios y del queroseno, el embajador alemán ha indicado que no cree que falten asientos y vuelos para España este verano, mientras que Woods ha puesto como ejemplo que en Ryanair han volado con más pasajeros en el mes de marzo que en los dos años de la pandemia.

Además, ambos representantes han destacado que las ganas de viajar de los turistas británicos y alemanes son "muy altas" y que estos aceptarán la subida de precios generalizada, por lo que la demanda se mantendrá elevada de cara a verano y finales de año.