Todas las categorías de fondos de inversión en España fueron negativas en junio, según los últimos datos de Imantia capital. De media el descenso de los retornos ha sido de un 0,47% y deja el acumulado anual en 1,32%.

Explican en la firma que una de las razones principales de las caídas de la rentabilidad en el mes de junio ha sido motivada, de nuevo, por las debilidades del sector bancario. Junio fue el mes en el que las autoridades europeas, junto al FROB impulsaron la venta del Popular al Santander. También el BCE calificó como  inviables dos entidades italianas: Vicenza y Beneto, y propició su liquidación por parte del gobierno italiano. “Estas noticias, hicieron que la rentabilidad positiva acumulada en el mes hasta ese momento se tornara en negativo”, aseguran en Imantia.

Eso sí, la situación sigue siendo positiva para los inversores españoles en fondos en el conjunto del ejercicio. Según los cálculos de la entidad, “sólo los fondos de renta fija se sitúan en terreno negativo, con rentabilidades del -0,12% para los monetarios, del -0,06% para la renta fija corto plazo y del -0,28% para la renta fija duración”.

Categoría de fondos

Desde enero, los fondos de renta variable ofrecen una rentabilidad del 5,9%, un porcentaje muy parecido a los de inversión libre, que se aprecian un 5,8%.

REntabilidad acumulada

A pesar de estas cifras –inferiores, por ejemplo,  a la evolución del Ibex 35 desde enero que presenta subidas superiores al 14%-, continúa aumentando el patrimonio gestionado en nuestro país. En concreto, en junio ha crecido un 0,5% desde mayo. El primer semestre se cierra con aumento de 16.590 millones de euros, cuando en el mismo periodo del año pasado se cerró con una caída de 2.940 millones, aunque la situación entre este año y el pasado es radicalmente opuesta. En 2016 los mercados habían sufrido una fuerte corrección en los primeros meses y en junio sufrieron el varapalo del brexit.  De hecho, la industria ha recibido más dinero en los primeros seis meses de 2017 que en todo el año anterior.

Por categorías, los mixtos renta fija han sido los que han registrado un mayor crecimiento en el mes , seguidos de los mixtos renta variable. “En el otro lado de la balanza, aunque la familia de renta fija protagonice una leve caída de 10 millones, tan solo la categoría de monetarios tiene un decrecimiento de 420 millones de euros, frente a incrementos de 340 y 70 millones de la renta fija corto plazo y duración, respectivamente. Por su parte, los buy&hold sufren una caída de 460 millones y los garantizados, de 250 millones de euros”, explican en Imantia Capital.

En el conjunto del año se observa el perfil conservador del ahorrador español, y a pesar de la rentabilidad, los fondos mixtos renta fija recogen las mayores suscripciones netas. “En el sesgo negativo, se encuentran los fondos más conservadores, encabezados por los “fondos de campaña” (rentabilidad  objetivo, -2,05 mil millones y garantizados, -1,34 mil millones)”, señalan estos expertos.