Por supuesto hablamos de Grecia. Vamos a intentar resumir como está la situación a esta hora.


Las cosas han evolucionado de una manera, que todo está ya sobre la mesa:

1- No hay tiempo para acuerdos espectaculares. O se acepta una extensión del programa de rescate actual o no hay acuerdo posible. Las posturas en Europa ya están cerradas. La burocracia de un nuevo gran acuerdo necesitaría mucho tiempo, y el pago del FMI del 30 de junio está pegado. El FMI ya ha advertido que no aplaza.

2- Las posturas europeas se han endurecido y es muy difícil que haya acuerdo, si Grecia no aporta reformas fuertes.

3- La situación, está ya totalmente fuera de control para el gobierno griego. Si la táctica era dilatarlo todo, se les ha agotado el plazo. La fuga de dinero de sus bancos es tan brutal, que no puede seguir. De 200 millones de euros al día que salen desde que Syriza está en el poder, ahora salen a ritmo de casi 1.200 millones diarios.

El BCE tapona como puede la vía de agua con la ELA. Pero esto mismo pasó en Irlanda y Chipre, y el BCE finalmente se plantó. Todos los indicios apuntan a que si el lunes no hay acuerdo de extensión del programa actual, fulgurante, van a cortar la ELA de un momento a otro, quizá el mismo martes.

Esto obligaria al corralito inmediato a las autoridades giregas, o el sistema bancario se caería en horas, y ya se desencadenarían acontencimientos fuera de su control.

4- La hipótesis buena es que Grecia acepte la extensión. Evidentemente dentro de dos o tres meses vamos a estar exactamente igual o peor. La hipótesis mala es el default y/o la salida del euro. Ya no hay hipótesis buena, cuando la podía haber habido.

Por lo tanto si este fin de semana Grecia propone una extensión del acuerdo aceptable, ya no tiene más tiempo, no llega a tiempo ni presentándolas el lunes, tendríamos subidas de las bolsas a corto, pero a medio peligro, porque sería muy raro, que no empezara de nuevo la violencia verbal con que Grecia está llevando las negociaciones, y el mercado se temiera que en breve volvamos a las andadas.

5- Está muy claro, que el BCE ya tiene preparada la artillería si se produjera la hipótesis mala.

6- Y por último, viendo el comportamiento del mercado en las últimas horas al margen de la manipulación que ha habido hoy por el vencimiento, sigue descontando acuerdo de última hora.  No parece que esté incorporada la posibilidad de la hipótesis mala que en el mejor de los casos daría muchísima volatilidad a corto.