El Henderson Horizon Industries of the Future es un fondo de renta variable global multitemático, con sesgo growth, que busca la apreciación del capital a largo plazo mediante la inversión en compañías que se benefician de, contribuyen a y se adaptan mejor a la transición hacia una economía global sostenible medioambientalmente y socialmente responsable. Se trata de empresas que ofrecen un fuerte potencial de crecimiento y una manera diversificada de beneficiarse de la cada vez mayor necesidad de sostenibilidad.
 De esta forma, Henderson ha identificado y seleccionado de manera top-down diez temas de inversión dentro de las “industrias del futuro”: energías limpias, eficiencia, servicios medioambientales, salud, conocimientos, calidad de vida, seguridad, vivienda y finanzas sociales, transporte sostenible y gestión del agua. A día de hoy, el fondo tiene sus mayores posiciones en las áreas de salud, eficiencia y servicios medioambientales y está sobreponderado respecto a su benchmark, el MSCI World Index, en los sectores industriales y sanidad e infraponderado en los sectores de energía y finanzas. Gestionado por Tim Dieppe, este nuevo fondo es un clon de un OEIC británico que fue lanzado en 1.995 y que desde entonces ha cosechado excelentes resultados.

La construcción de la cartera, que cuenta con unos 80-100 valores de media, se realiza mediante una selección de valores bottom-up y sobre la premisa de invertir en títulos que demuestren una gestión superior de su responsabilidad corporativa. Es decir, no sólo se tiene en cuenta qué es lo que la empresa produce, sino también cómo lo hace. Por ello, el fondo no invierte en entidades que obtengan una proporción significativa de sus ingresos del alcohol, tabaco, armamentos, juegos de azar, energía nuclear ni pornografía. Asimismo, Dieppe ha adoptado un enfoque de inversión a largo plazo de tal manera que cada valor se mantiene durante una media de tres años. Todos ellos están sujetos a un riguroso análisis fundamental así como a un filtro cuantitativo, siempre teniendo presente la idea de que cada inversión tiene que ser “proveedora de una solución”. En lo que respecta a la capitalización, el 81% de la cartera son compañías con una capitalización bursátil de más de mil millones de dólares.

Por último, el gestor emplea un enfoque genuinamente global con una asignación regional de activos próxima a su índice de referencia, de tal manera que entre el 40% y el 60% del fondo está invertido en valores que forman parte del MSCI World Index. Así, cerca del 50% corresponde a Norteamérica, aproximadamente el 35% a Europa, un 10% a Japón y el 5% restante a la zona de Asia Pacífico.

Henderson tiene una dilatada experiencia en la integración de sostenibilidad, responsabilidad social y factores éticos en la gestión de activos. Su equipo de inversión socialmente responsable, que actualmente gestiona 575,8 millones de euros y que está liderado por George Latham, engloba a profesionales de la inversión altamente cualificados y cuenta con un amplio apoyo externo para llevar a cabo sus análisis.