El 77% de los 4.042 millones de euros que logró captar en 2005 la industria española del capital riesgo provino del extranjero, especialmente de Europa -con Reino Unido a la cabeza- y Estados Unidos, cifra que va en aumento, mientras que en España ocurrió lo contrario. Según un artículo publicado en el último número de la revista "Perspectivas del Sistema Financiero", elaborada por la Fundación de las Cajas de Ahorros Confederadas (FUNCAS), del total de nuevos fondos captados en 2005 -casi el doble que el año anterior-, 928 procedieron de España, frente a los 1.173 "levantados" en 2004. Además, casi un tercio del total procedieron de Europa y de ellos, el 21% provino del Reino Unido, igual que en 2004, mientras que la aportación de Estados Unidos casi se quintuplicó en 2005 en comparación con el año anterior, llegando a la cifra récord de 1.725 millones de euros. Según explica el artículo, el sector español del capital riesgo gestionaba, a cierre de 2005, un volumen total de 12.814 millones de euros, lo que significa que el sector logró doblar su tamaño en cinco años. El nuevo marco normativo que regula la actividad de las sociedades de capital riesgo -la ley 25/2005-, que a juicio de los autores del artículo conforma uno de los marcos reguladores más modernos de Europa, ha elevado el número de sociedades que se dedican a este negocio. En concreto, explica el artículo, en la primera mitad de 2006 surgieron 11 fondos de capital riesgo, con lo que había ya 54 operando en nuestro país, y también se crearon 11 sociedades de capital riesgo (SCR), que hicieron un total de 88, mientras que el incremento de las sociedades gestoras de capital riesgo no fue tan elevado, ya que sólo hubo tres incorporaciones, con lo que había 48. En 2005, el número de sociedades gestoras superó por primera vez al de sociedades de capital riesgo, en consonancia con la tendencia internacional de la industria de gestionar más fondos independientes que cautivos.