El 65% de los vendedores de vivienda estuvo dispuesto a negociar el precio en 2021, ocho puntos porcentuales más que antes de la pandemia, mientras que en el caso de los compradores se mantiene en niveles similares, con seis de cada diez abiertos a modificarlo, según los datos del informe 'Experiencia en compra y venta en 2021', publicado este viernes por el portal inmobiliario Fotocasa.

El 90% de los vendedores terminó modificando el precio tras la negociación, con rebajas en el entorno del 10%. Para llegar a ese acuerdo, el 58% de los compradores asegura que tardó un mes, aunque el 49% de los propietarios estima que necesitó entre uno y seis meses.

La negociación del precio resultó un aspecto fundamental durante la transacción, según el 42% de los compradores y el 44% de los vendedores.

Además de ese motivo común, los futuros propietarios también señalan el estado de la vivienda (29%), la urgencia de alguna de las partes implicadas en el proceso (26%) o que el precio no correspondiese con la realidad del mercado (22%). En cuanto a los vendedores, el 21% cita el estado de la vivienda o la urgencia de alguna de las partes por cerrar la operación, un 20%.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La directora de Estudios y portavoz de Fotocasa, María Matos, explica que los datos "se mantienen muy alineados con los de los años anteriores, con una ligera tendencia a una mayor negociación que la que había en 2020".

EL PRECIO DIFICULTA LA COMPRA

El 69% de los encuestados afirmó que la mayor dificultad para comprar una casa fue el precio. Este porcentaje varía en función de la edad. Así, sube al 74% entre los jóvenes de 24 a 34 años, en tanto que se reduce al 52% en las personas de entre 55 y 75 años.

El precio también es la principal causa de las operaciones fallidas. El 56% de los demandantes que no ha comprado lo atribuye a que el precio no encajaba con su presupuesto.