Cepsa ha dado un paso más en su apuesta por impulsar la descarbonización del sector aéreo con una nueva alianza con la aerolínea canaria Binter para el desarrollo e investigación de combustibles sostenibles para la aviación (SAF, por sus siglas en inglés).

Asimismo, a través de esta alianza también se desarrollarán otras alternativas energéticas, como el hidrógeno renovable y la electrificación, para las flotas terrestres de la aerolínea (vehículos para el suministro, las operaciones de carga y descarga de equipajes, asistencia a los aviones, etc).

El grupo dirigido por Maarten Wetselaar, inmerso en un proceso para acelerar su transformación como compañía con el fin de aprovechar las oportunidades de la transición energética, une este acuerdo al que cerró hace menos de un mes con Iberia y con Iberia Express para desarrollar y producir biocombustibles sostenibles para aviación a gran escala a partir de residuos, aceites usados reciclados u otras materias primas de origen vegetal sostenible.

El nuevo acuerdo con Binter, que fomentará la sostenibilidad del transporte aéreo desde una de las principales regiones turísticas de España y del mundo como son las Islas Canarias, ha sido firmado este viernes en un acto celebrado en Gran Canaria, en el que han estado presentes representantes de ambas compañías.

El presidente de Binter, Rodolfo Núñez, consideró que con esta alianza la compañía da "un paso muy importante" en su objetivo de prestar el servicio de transporte aéreo de la forma más sostenible posible.

Por su parte, el director de 'Mobility y New Commerce' de Cepsa, Pierre-Yves Sachet, subrayó el trabajo de la multienergética "para proporcionar soluciones innovadoras que fomenten la movilidad sostenible", algo de lo que este acuerdo es "un buen ejemplo", contribuyendo además "a la competitividad del sector turístico en España, siendo Canarias su principal referente", añadió.

Mientras, el director de 'Commercial & Clean Energies' de Cepsa, Carlos Barrasa, afirmó que con esta alianza la compañía sigue "acelerando la descarbonización del transporte aéreo y de sus clientes", reforzando, además, el compromiso del grupo "con el crecimiento económico y sostenible de Canarias", región en la que está presente desde hace más de 90 años.

REDUCIR LA HUELLA DE CARBONO DEL TRANSPORTE AÉREO.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El desarrollo de combustibles sostenibles para la aviación (SAF) es una prioridad para ambas compañías como herramienta para continuar reduciendo la huella de carbono del transporte aéreo y contribuir así a la lucha contra el cambio climático y la consecución de la Agenda 2030.

En concreto, ambas compañías indicaron que esta alianza apoya varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: ODS 7 (garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna), ODS 8 (promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo digno), ODS 12 (garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles) y ODS 13 (adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos).

El acuerdo, además, está en línea con el conjunto de medidas 'Fit for 55' de la Comisión Europea, que incluye una iniciativa legislativa denominada 'RefuelEU Aviation', que pretende impulsar la oferta y demanda de combustibles sostenibles para la aviación en la Unión Europea, alcanzando un uso de, al menos, el 2% en 2025, el 5% en 2030 y el 63% en 2050.

Cepsa, que está trabajando en un ambicioso plan para dar un giro verde a todos sus negocios y convertirse en un referente de la transición energética, es uno de los principales suministradores de combustibles para la aviación del mercado español y, en particular de las Islas, donde tiene una presencia relevante en todos sus aeropuertos.

Además, cuenta con una amplia experiencia en la producción de combustibles sostenibles en sus centros industriales y desarrolla estudios pioneros a nivel mundial para convertir desechos y aceites usados en combustibles de origen renovable de alto valor energético.

Por su parte, Binter ha convertido la sostenibilidad en uno de sus ejes de actuación y desde hace años estudia e implanta medidas para reducir el impacto de su actividad sobre el medio ambiente.

RECORTAR HASTA EN UN 80% LAS EMISIONES DE LA AVIACIÓN.

Según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), en comparación con el combustible convencional, los combustibles sostenibles para la aviación puede reducir las emisiones de la aviación hasta en un 80% respecto al queroseno convencional.

Estos combustibles se producen a partir de materias primas circulares que no compiten con la alimentación, como aceites usados de cocina, desechos animales de uso no alimentario o restos biodegradables procedentes de distintas industrias.