La tabacalera británica British American Tobacco (BAT) se anotó un beneficio neto atribuido de 6.801 millones de libras esterlinas (8.065 millones de euros) en 2021, lo que equivale a un incremento del 6,3% respecto de las ganancias contabilizadas en el año precedente, según las cuentas anuales que ha publicado este viernes la compañía.

Los ingresos de BAT registraron una caída anual del 0,3%, hasta 25.684 millones de libras (30.460 millones de euros). Por segmentos de negocio, la venta de productos de combustión se contrajo un 3,2%, hasta 22.029 millones de libras (26.126 millones de euros), mientras que la de no combustión (tabaco de mascar, pero también calentado y vaporizadores) alcanzó los 3.172 millones de libras (3.762 millones de euros) en ventas, un 21,9% más.

En concreto, la facturación de las nuevas categorías de productos de BAT alcanzó los 2.054 millones de libras (2.436 millones de euros), un 42,4% más, equivalente a 2.178 millones de libras (2.583 millones de euros) y un 50,9% más a tipos de cambio constantes.

En el conjunto del año, el volumen de cigarrillos vendidos se redujo un 0,1%, hasta 637.000 millones. Por otro lado, la firma contabilizó 18,3 millones de clientes para sus productos sin combustión, lo que supone un aumento de 4,8 millones respecto de 2020.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El consejo de administración de la tabacalera propondrá a la junta de accionistas elevar un 1% el dividendo con respecto a 2020, hasta situarlo en 2,178 libras por acción.

Asimismo, BAT lanzará en 2022 un plan de recompra de acciones de hasta 2.000 millones de libras esterlinas (2.372 millones de euros).

"Ha sido un año clave: aceleramos los ingresos de Nueva Categoría, con un crecimiento superior al 50% y alcanzamos un total de 18,3 millones consumidores de nuestros productos no combustibles", destacó Jack Bowles, consejero delegado de BAT.

En este sentido, Bowles apuntó que estos resultados ponen a la compañía en vías de alcanzar los 5.000 millones de libras esterlinas (5.930 millones de euros) de ingresos en nuevas categorías para 2025, con 50 millones de consumidores de productos no combustibles para 2030.

De cara a 2022, la tabacalera prevé que el volumen mundial del sector baje un 2,5, mientras que espera alcanzar un crecimiento de ingresos a tipo de cambio constante de entre el 3% y el 5%, con un fuerte crecimiento de los ingresos de nueva categoría.