BlackRock ha recortado su posición corta en Telefónica en 1,7 millones de acciones, valoradas en el mercado en más de ocho millones de euros, hasta un 0,59% del capital del operador español, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

BlackRock, que a su vez es accionista de referencia de Telefónica con un 4,98% del capital, irrumpió como bajista en la firma española a comienzos del pasado diciembre con una posición del 0,59% que incrementó en los siguientes días hasta alcanzar un 0,62%.

Las posiciones cortas son utilizadas por los inversores sobre empresas que consideran que van a bajar en bolsa. El inversor 'alquila' un paquete de acciones que se compromete a devolver en el futuro y las vende en el mercado bajo la pretensión de que, cuando le toque devolverlas, podrá comprarlas en el mercado más baratas.

En esta ocasión, la posición corta de BlackRock no ha dado los resultados esperados, ya que los títulos de Telefónica acumulan desde que la gestora de fondos tomó la posición una subida del 28%, con picos que han llegado a los cinco euros a mediados de abril.

Así, tomando como referencia los 3,6 euros a los que BlackRock adquirió la mayoría del paquete que conforma su posición, su posición se ha encarecido en 36 millones de euros a precios de mercado en estos seis meses, pasando a valer un total de 166 millones de euros.