AXA Investment Managers ha lanzado un nuevo fondo de renta fija sostenible, AXA WF ACT Dynamic Green Bonds, cuyo objetivo es generar ingresos y crecimiento a largo plazo y financiar la transición hacia una economía baja en carbono.

La firma ha explicado en un comunicado que la estrategia global se gestionará de forma activa con la aplicación de un enfoque estructural en segmentos de mayor rendimiento, como 'high yield' y la deuda de mercados emergentes, por lo que es adecuada para los inversores que se sientan cómodos asumiendo un riesgo adicional.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El vehículo está clasificado como artículo nueve del SFDR y respalda los ODS 13, 11 y nueve, de acción por el clima, ciudades y comunidades sostenibles, e industria, innovación e infraestructura, respectivamente.

"En los últimos años, la lucha contra el cambio climático ha impulsado un fuerte crecimiento en el mercado global de bonos verdes. A medida que continúa su expansión, esperamos un aumento significativo de la proporción de emisores de high yield y de mercados emergentes en este universo", ha destacado el gestor del fondo, Johann Plé.