Santander Brasil ha adquirido el 50% de Super, una plataforma digital de pagos electrónicos, tarjetas prepago y acceso a servicios financieros simplificados. El importe de la operación no ha sido revelado.

Santander Brasil informó en un comunicado que la operación supone la entrada en el sector de tarjetas prepago, "un mercado de gran potencial" en el gigante latinoamericano. "El modelo de negocio de Super es estratégico, pues proporciona a una parcela importante de la población el primer contacto con los servicios financieros", afirmó en la nota el vicepresidente ejecutivo de las operaciones de banca minorista del Santander Brasil, Conrado Engel.

La operación, cuyo valor no fue revelado, refuerza la actuación de la filial del banco español en el sector de medios de pago y facilita "la relación entre las personas con cuenta y aquellas que no tienen acceso al sistema bancario a través de la transferencia de recursos". De esta manera, los productos ofrecidos por Super permiten que el propietario de una cuenta bancaria pueda, por ejemplo, pagar a los trabajadores, depositar crédito en tarjetas prepago o cargar la tarjeta con moneda extranjera para viajar al exterior.

El propietario de la tarjeta prepago, por su parte, puede recibir depósitos, realizar transferencias, pagar cuentas y hacer compras en tiendas físicas y a través de internet.

Acceda al ANÁLISIS de Banco Santander