Santander ha llevado a cabo una actualización de su estrategia 2015-2018 donde ha reforzado la idea de crecimiento orgánico basado en la gestión del cliente. La entidad ha revisado a la baja algunos de sus objetivos para el Grupo como consecuencia principalmente de la revisión realizada en Reino Unido una vez aplicado el nuevo entorno macroeconómico tras el Brexit. Santander ha dejado claro que el principal catalizador del crecimiento vendrá de los países emergentes, junto con una evolución de mejora pero de menor intensidad en los países desarrollados.
Unos países emergentes que cuentan con una baja penetración que supone una oportunidad para crecer de forma orgánica en los próximos años. Estás regiones que representan el 80% del beneficio neto recurrente del grupo tienen potencial de crecimiento ya que cuentan con un ratio de comisiones/costes del 48% que contrasta con las zonas geográficas donde son líderes (20% del beneficio neto recurrente del Grupo) y que tienen un ratio del 55%, 7 pp superior.

Llama la atención la fuerte revisión del RoTE esperado en Estados Unidos hasta el +4% (desde >11% anterior) y valoramos positivamente el mantenimiento de crecimiento a doble dígito esperado para el BPA del Grupo en 2018 y la buena marcha del negocio en Brasil donde siguen ganando cuota de mercado. Seguimos pensando que la estrategia del Grupo es acertada centrándose en la gestión del cliente, el capital y el riesgo, y manteniendo la puerta abierta a pequeñas compras que puedan proporcionar rentabilidad y ganar masa crítica en algunas zonas geográficas.

La inestabilidad existente en el sector financiero derivado de la incertidumbre generada por Deutsche Bank o el sector en Italia creemos que impide que el mercado reconozca el valor que hay en Santander, a pesar del entorno tan exigente al que se enfrentan los bancos en términos de gestión los próximos años y por la presión regulatoria. Aunque la cotización acumula un mal comportamiento en lo que va de año (-14%) mantenemos nuestra visión positiva sobre el valor que cotiza a un P/VC 17e de 0,6x.

Revisión del Plan Estratégico 2015-18:
Hace un año Santander presentó su Plan Estratégico para el periodo 2015-18 cuyos objetivos ha revisado recogiendo el nuevo entorno macroeconómico y un escenario más largo de la previsto de tipos bajos. Una revisión que afecta a los objetivos a alcanzar para 2018, en un contexto donde la entidad a junio está en línea para cumplir con los de 2016 planteados en distintas áreas, como llegar a 2 mln de clientes en la cuenta 1,2,3 en España (vs 1,24 mln en 1S16) y 725.000 clientes digitales en Estados Unidos (vs 695.000 en 1S16). Habiendo cumplido ya en Reino Unido con el crecimiento en el crédito a empresas en +5 pp vs mercado, y donde parece complicado que puedan crecer +27% en préstamos a empresas y corporaciones en Polonia (vs 4% i.a 1S16)

A nivel Grupo y de cara a cumplir con los objetivos de 2016/17, la entidad va a buen ritmo:

grafico


En la tabla siguiente mostramos los principales objetivos del Grupo para 2018 y la comparativa con los establecidos un año antes:

gráfico 2


En la conferencia, la entidad adelantó que espera finalizar el año 2018 con un ratio total de capital “fully loaded” superior al 14,5% (13,54% en 1S16), basado en la generación orgánica del entorno de 100 pbs de cápita., la emisión de AT1 que contribuiría con otros 60 pbs de capital y la emisión de T2 que aportaría otros 60 pbs.

Por áreas geográficas:
España:
Buena marcha de la evolución de los clientes de la cuenta 1,2.3 que representan ya el 50% de la producción total. Un tipo de cliente que cuenta con una mayor transaccionalidad que el resto de clientes con una media de 2,4 productos. Un comportamiento de la base de clientes que apoya el objetivo de comisiones netas, el cual se mantiene sin cambios.

En cuanto a la evolución de margen de intereses adelantaron que esperan cierta caída para el futuro, mientras que en lo que a crecimiento inorgánico se refiere seguirán estudiando las posibilidades existentes con la creación de valor para el accionista como eje de cualquier decisión que se pueda tomar al respecto. En la tabla siguiente podemos ver los objetivos para España:

España

Reino Unido: El nuevo escenario macroeconómico planteado por la entidad asume un menor crecimiento del PIB (+1,6% 2016e, +0,7% 2017e, +1,6% 2018e vs +2,4%, +2,3% y +2,5% anterior respectivamente), un entorno de tipos en zona de mínimos en el 0,25% en el periodo 2016-2018 (vs +1% 2016e, +1,5% 2017e, +2% 2018e anterior), moderación en la evolución del precio de la vivienda y mayor tasa de desempleo. Un escenario que supondrá una compresión de márgenes y explica la caída de la rentabilidad esperada para 2018. Destaca positivamente el mantenimiento del incremento de comisiones de TACC 5%-10% 2016-2018.

Reino unido


Destacar de otras áreas geográficas:
Brasil. Mantenimiento de todos los objetivos excepto en la tasa de morosidad esperada que ahora la establecen cercana al 6% para 2018 vs anterior guía de situarla en línea con comparables.

México. Mejora del RoTE esperado para 2018 que ahora estiman cercano al 17% (vs >16% anterior)

Estados Unidos. Fuerte revisión a la baja del RoTE 18e hasta el 4% (vs >11% previo), afectada por menores tipos de interés de lo que estaban asumiendo hace un año, además del coste para ajustarse a regulación. Una presión en márgenes que explicaría la revisión del ratio de eficiencia hasta niveles cercanos al 45% (vs 37% anterior).