Repsol ha acordado con Talisman Energy la adquisición del 100% del capital social  de la compañía canadiense por un importe de 8.300 millones de dólares (6.640  millones de euros), más una deuda de 4.700 millones de dólares (3.760 millones de  euros). La operación ha sido valorada favorablemente y recomendada a sus  accionistas por el Consejo de Administración de la compañía canadiense de forma  unánime. 

Talisman Energy aportará a Repsol activos en producción de primera calidad  y áreas de gran potencial exploratorio en Norteamérica (Canadá y Estados Unidos)  y el Sudeste Asiático (Indonesia, Malasia y Vietnam), así como en Colombia y  Noruega, entre otros países.  Una vez culminada la operación, Norteamérica aumentará su peso en Repsol,  al suponer casi el 50% del capital empleado en el área de exploración de hidrocarburos de la compañía. El capital empleado en Latinoamérica será del 22%. 

La incorporación de Talisman incrementará la producción del Grupo Repsol un 76%,  hasta los 680.000 barriles equivalentes de petróleo al día, y aumentará el volumen  de reservas un 55%, hasta alcanzar los 2.353 millones de barriles equivalentes de  petróleo. El grupo resultante estará presente en más de 50 países y superará los  27.000 empleados.

Para el presidente de Repsol, Antonio Brufau, “se trata de una operación  trasformadora e ilusionante que nos convertirá en uno de los actores más  importantes del sector energético internacional y nos permitirá crecer como 
compañía y reforzar el carácter de Repsol como empresa energética integrada con  un proyecto sólido y competitivo”.  “Talisman es un grupo excelente que sumará su experiencia y contrastado  conocimiento en activos en producción a los que ya posee Repsol en la exploración  en aguas profundas. Todo ello permitirá dar un fuerte impulso al desarrollo del  conjunto de la nueva compañía”, ha añadido.

El acuerdo incrementará los niveles de competitividad de Repsol, aumentará y  mejorará el equilibrio de su cartera de activos, potenciará el área de Upstream del  Grupo y proporcionará una importante plataforma de crecimiento.

Distribución de activos


Adicionalmente, la gestión conjunta de activos supondrá unas sinergias de  más de 200 millones de dólares (160 millones de euros) al año, fundamentalmente  por la optimización de funciones, gestión del portafolio de negocios y exploración,  una mayor capacidad de comercialización en Norteamérica y la aplicación de tecnología y mejores prácticas operativas.

Pendiente de aprobación por los accionistas de Talisman

El acuerdo con Talisman supone el pago a sus accionistas de 8 dólares  estadounidenses (6,4 euros) por cada acción, lo que representa una prima del 24% sobre la cotización media de los últimos tres meses. Las acciones de Talisman  cerraron el viernes a 4,29 dólares en la Bolsa de Nueva York.  La transacción, que se financiará fundamentalmente con la caja propia de  Repsol, culmina el proceso de transformación iniciado por la compañía tras la  exitosa gestión de la recuperación del valor por la expropiación de YPF (6.300  millones de dólares).

La oferta de Repsol deberá ser aprobada por los accionistas de Talisman  presentes en una Junta General Extraordinaria que tendrá lugar antes del 19 de  febrero de 2015.  Repsol cumplirá los requisitos y trámites regulatorios precisos en Canadá y  presentará una solicitud de autorización ante la autoridad gubernamental en materia  de inversiones extranjeras (Investment Canada), acreditando los beneficios de esta  operación para ese país. Tras el cierre de esta operación, Calgary, en la provincia de  Alberta (Canadá) se convertirá en una de las sedes corporativas más importantes de Repsol en el extranjero.

Ambas compañías se proponen cerrar la transacción a mediados del próximo año, sujeto al cumplimiento de las condiciones habituales en este tipo de  operaciones, entre las que se incluyen aprobaciones regulatorias y el consentimiento  de terceros socios de Talisman en determinados activos.  Tras la operación, la mayor realizada por una compañía española en el  exterior en los últimos cinco años, Repsol se situará entre las 15 compañías petroleras privadas más importantes del mundo, con presencia en las áreas clave y  de mayor potencial del mapa energético mundial.

La operación será altamente beneficiosa para la economía canadiense y para  los trabajadores de Talisman ya que la integración en una compañía energética  integrada internacional como Repsol potenciará su actividad y crecimiento.  El acuerdo contiene las previsiones habituales en este tipo de operaciones y  que persiguen proteger su cierre satisfactorio como, entre otras, el compromiso del  Consejo de Administración de Talisman de no buscar activamente otros posibles  adquirentes (non-solicitation), el derecho de Repsol de igualar ofertas superiores “no  solicitadas” (matching right) y el compromiso de consejeros y ejecutivos de Talisman  de no vender sus acciones y de votar a favor del acuerdo (lock-up agreements).

Talisman ha asumido también el compromiso de pagar a Repsol un importe de 270  millones de dólares en determinadas circunstancias si finalmente no se cerrara la  transacción (termination fee).