El mercado viene con mucha confusión. Todos los analistas e inversores estamos esperando a ver qué decisión toma la FED y BoJ. La percepción que todos tenemos es que los bancos centrales están cuestionando los límites de la política expansiva, incluso profundizar más en medidas anómalas como los tipos negativos.
Esto genera distorsión y confusión en la medida en que la política monetaria ha tenido como objetivo responder al objetivo de la economía.

En términos de política monetaria, los inversores no sólo están preguntándose si las medidas han llegado a su fin sino hasta qué punto están creando distorsiones en el sector financiero que no son positivas. Los costes contra los beneficios pueden generar algún tipo de confusión a corto plazo.

En este escenario, desde el punto de vista de la economía, ayer conocíamos datos planos en el caso de las expectativas de los analistas para Alemania pero fueron muy positivos respecto a China. En términos generales vamos a ver cómo evolucionan las economía desarrolladas, EEUU pero sobre todo Europa, que es la que más inquietud genera. 

Declaraciones a Radio intereconomia