La posición general que se mantiene por parte de los expertos asiáticos es prácticamente calcada en todos los casos, según los analistas de Fidelity: esta situación podría, incluso, generar una oportunidad de compra en estos momentos.
Los retrocesos de la bolsa China han creado bastante miedo en los mercados en términos generales. Una vez que se ha conseguido cortar la hemorragia en las últimas horas, los analistas han hablado de todo este panorama y de lo que podría hacer el inversor a partir de ahora.

Alexander Treves, Jefe de Renta Variable de Fidelity, señala que debemos “distinguir entre lo que está sucediendo en el mercado de valores chino y lo que está pasando en la economía china”, puesto que son situaciones bien diferentes. “Nuestros colegas que siguen el mercado chino, de Hong Kong y Shanghai, ven un momento complicado en lugar de algo más grave”, añade. Si bien considera que los últimos acontecimientos de China requieren un control cuidadoso”.

Hiroyuki Ito, Portfolio Manager de la firma de gestión de activos, indica que la corrección que hemos visto “no es un reflejo de lo que sucede en la renta variable japonesa o de los fundamentales macroeconómicos, sino más bien una tendencia global de riesgo”.

Desde su punto de vista la economía de China “se desacelera” y las caídas de inventario podrían observarse “en el corto plazo” ya que las expectativas de crecimiento “habían sido mayores”. Sin embargo, los fundamentales parece que, en general, “son saludables” para Asia y Japón.

También, Yoshimi Hashimoto, Portfolio Manager de Fidelity, concreta que la “reciente debilidad del mercado” se debe a la preocupación “por la debilidad de la economía china y su impacto negativo en la economía global”.
“Mientras que el mercado ha estado en el modo de corrección sólo en las últimas semanas, hemos estado sintiendo la corrección durante mucho más tiempo, porque las valoraciones de los valores defensivos se han estado disparando hasta este año”, analiza.

Teniendo en cuenta la experiencia de la crisis financiera mundial, el gestor asegura que prefiere “evitar hacer cualquier movimiento apresurado”. En cambio, dice que está en busca de precios atractivos “para comprar acciones en las que tenemos la convicción en el potencial de crecimiento a medio y largo plazo”.

Por último, Shinji Higaki, Portfolio Manager de la gestora de activos, argumenta que “el panorama actual del mercado es demasiado pesimista y la corrección representa una buena oportunidad de compra (…) en parte motivado por la cobertura de cortos”.