La economía continuará disfrutando de vientos a favor, pero "algunos han perdido fuerza", advierten estos expertos. Por ejemplo, uno de ellos es el petróleo, que "ha tenido un efecto positivo sobre la renta disponible de familias y empresas". No obstante, en los últimos tres meses ha habido una "reversión parcial" de los efectos con la escalada de los precios, "más ligados a factores de oferta que a una mayor demanda mundial".
Lea también: BBVA advierte de riesgos para el crecimiento de España por la incertidumbre política
Asimismo, se debilita el impacto de la política monetaria, que previsiblemente seguirá expansiva, mientras que "la políifca fiscal dejará atrás el tono expansivo que caracterizó el año 2015 y será neutral en 2017". A todo lo anterior se le suma "el mantenimiento de la incertidumbre sobre el futuro de la política económica en niveles elevados", que "ponen un sesgo a la baja sobre el crecimiento de 2017".
“Para revertir este efecto es recomendable continuar con un proceso ambicioso de reformas de la economía que consoliden el crecimiento y la creación de un empleo de calidad”, señala Rafael Doménech. BBVA Research prevé además que si no hay medidas discrecionales, el conjunto de las administraciones públicas habría incumplido la meta establecida del déficit del 4,2% del PIB.
Doménech ha señalado también que el hecho de que el impacto de esta incertidumbre sea superior de cara al próximo año se debe a que "estos efectos se van acumulando en el tiempo". No obstante, ha señalado que no debería afectar al crecimiento potencial de la economía, a menos que dejara de ser un factor temporal, para tener un carácter persistente.
MANTIENEN LAS PREVISIONES
A pesar de ello, los economistas de BBVA Research mantienen las previsiones y esperan que el PIB de España se expanda en un 2,7% durante el bienio formado por este y el próximo ejercicio. Así, el servicio de estudios del banco señala que "en el segundo trimestre la economía podría ligar cuatro trimestres consecutivos con un crecimiento del PIB alrededor del 0,8% (3,2% en tasa anualizada), lo que aportaría un sesgo positivo a las previsiones para 2016".
"Este crecimiento se explica por un buen comportamiento de la demanda interna, especialmente del consumo de los hogares, apoyado por el aumento de la renta disponible de las familias, favorecida por la rebaja de la tarifa del IRPF y por la creación de empleo", señalan los economistas de BBVA Research.
Asimismo, "la inversión en maquinaria y bienes de equipo, en máximos históricos, ha tenido un comportamiento más positivo que el que se preveía hace un año y adelanta la continuación del crecimiento de las exportaciones de bienes. Finalmente, las ventas al exterior de servicios, tanto turísticos como sobre todo del resto de servicios, continúan teniendo un crecimiento particularmente elevado, a pesar de la desaceleración que se observa en el comercio mundial".
En el mercado laboral, la expansión de la actividad económica permitirá crear alrededor de un millón de puestos de trabajo y alcanzar una tasa de paro del 17,5% a finales del próximo año. "Por lo tanto, a pesar de que las perspectivas del mercado de trabajo son positivas, todavía queda un largo camino por recorrer para crear más y mejor empleo".

Lea además:
El Gobierno reduce hasta el 2,7% su previsión de crecimiento en 2016
Fitch mantiene su previsión de crecimiento para España en 2016, pero rebaja la de 2017
El FMI rebaja la previsión de crecimiento para España por primera vez desde 2013
Mapa del paro en España: se reduce en 83.599 personas en abril, el tercer mejor dato desde 1996
¿Cuáles son los municipios con más paro de España?
El FMI pide a España un ajuste 'considerable' por el déficit