MADRID, 10 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .-
Irak suma otro problema a su lista de asuntos de vital importancia que debe resolver: milicianos islamistas se han hecho con material radioactivo que se encontraba en la Universidad de Mosul, en el norte del país. La noticia se ha conocido después de que las autoridades iraquíes hayan pedido ayuda a Naciones Unidas para neutralizar esta amenaza, según ha informado este jueves la agencia británica 'Reuters'.


El embajador de Irak ante la ONU, Mohamed Alí Alhakim, ha informado a la organización de que la instalación académica albergaba cerca de 40 kilogramos de compuesto de uranio que fueron robados el pasado 8 de julio por islamistas del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), que ha pasado a denominarse Estado Islámico.

Alhakim ha advertido a los responsables de Naciones Unidas de que el material sustraído podría emplearse en la elaboración de armas de destrucción masiva. "Estos materiales nucleares, a pesar de las pequeñas cantidades que se refieren, pueden permitir a los grupos terroristas con capacidad que adquieran el conocimiento y lo empleen con otros materiales en actos terroristas", ha asegurado el representante iraquí en declaraciones recogidas por 'Reuters'.

De todos modos, fuentes estadounidenses han señalado que desde el Gobierno no se cree que pueda tratarse de uranio enriquecido, por lo que no se muestran tan preocupados de cara a que el material pueda ser empleado por los islamistas.

G.D.