A corto plazo se sitúa en la base de la canalización alcista que nace en 2013, la cual transcurre en 5,8€, debajo de los cuales abre caídas a corto plazo hacia 5,65 y 5,3€.

El escenario alcista de fondo es favorecedor, al haber traspasado el 62% de caída desde los máximos de 2007. A corto plazo la superación de la resistencia en 6,25€ será clave, tras varios choques en vano.

Iberdrola


Recomendación: MANTENER