Gas Natural obtuvo un beneficio neto de 1.120 millones hasta septiembre, un 0,4% más que en el mismo periodo de 2012.

El perfil de negocio de la compañía, su creciente presencia internacional y una estricta política financiera permitió compensar el estancamiento de la contribución de los negocios en España, debido al impacto de la Ley 15/2012, de medidas fiscales a la generación, y del RDL 9/2013 en las actividades de generación y distribución de electricidad.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 3.865 millones, un 1% más, apoyado en la diversificación y contribución creciente del ámbito internacional y en el equilibrio aportado por su perfil de negocio, que permite compensar la disminución de la contribución de los negocios en España.

La cifra de negocio de Gas Natural Fenosa, por su parte, creció un 1,4% entre los pasados meses de enero y septiembre, hasta sumar 18.675 millones de euros.

El EBITDA de la actividad de electricidad en España (generación, comercialización mayorista y minorista y suministro de electricidad a tarifa de último recurso) fue de 600 millones de euros hasta septiembre, un 10% menos que en el mismo periodo de 2012. Este descenso ha venido motivado fundamentalmente por el impacto que las medidas fiscales y regulatorias, aprobadas en la Ley 15/2012 y RD 9/2013, han tenido sobre la generación eléctrica.