El próximo 23 de junio se celebra la Junta de Accionistas de Ercross y la compañía propondrá condicionar el dividendo del próximo ejercicio a que la compañía cumpla varios objetivos.

Los accionistas de Ercros tendrán que votar a favor de una propuesta de la empresa que prevé una evolución creciente del payout de la compañía en los próximos cuatro años (2017-2020).

En concreto, se contempla un payout total  que se situará en un máximo del: 35% del beneficio de 2017; 40% del beneficio de 2018; 45% del beneficio de 2019; y 50% del beneficio de 2020.

La empresa tiene en estos momentos un payout (porcentaje de ganancias que destina a dividendos) del 30%.  En Ercros consideran que para que se pueda alcanzar este 50% el beneficio tendrán que cumplirse varios requisitos.

La compañía señala que para que se mantenga este payout sin erosionar la solvencia de la empresa “se condiciona la retribución a la obtención de un beneficio por acción de por lo menos 0,10 euros/acción (0,40 euros/acción en 2016); y al mantenimiento de dos referencias de solvencia y apalancamiento: que la deuda financiera neta/ebitda ordinario sea inferior o igual a 2 (1,1 en 2016); y que la deuda financiera neta/fondos propios sea inferior o igual a 0,5 (0,3 en 2016)”.

El pago de este año se realizará mediante dos vías. Del 30% del beneficio que se reparte, un 10% se repartirá mediante un dividendo de 4 céntimos de euro por acción y el 20% restante a la recompra de acciones propias para su amortización. “Con esta finalidad, el orden del día de la junta también incluye una reducción del capital social de 932.058 euros, mediante la amortización de 3,12 millones de acciones que posee la Sociedad en autocartera, equivalentes al 2,7 % del capital social, que fueron adquiridas de acuerdo con lo previsto en el programa de recompra llevado a cabo entre enero y marzo de 2017”, apunta.