El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) ha presentado sus cambios regulatorios bajo los cuales las empresas cotizadas en él tendrán que cumplir con exigencias informativas más estrictas. Además, también se da un paso para facilitar el paso al Mercado Continuo, tanto en casos voluntarios, como forzosos.
  
Novedades en el proceso de incorporación
Las compañías que quieran entrar a formar parte en el Mercado Alternativo Bursátil tendrán que cumplir con requisitos más exigentes de obligado cumplimiento:
  • - Capitalización inferior a 500 millones, aunque se podría hacer excepciones con las SOCIMIs
  • - Disponer de un reglamento interno de conducta
  • - Valoración de un experto independiente
  • - El emisor y sus administradores serán responsables de la información a publicar, tanto oficial, como a medios de comunicación y en comparecencias públicas
  • - Las empresas deberán proveer al asesor registrado de la información que le requiera. Si la empresa se negara, el asesor daría cuenta al MAB y el mercado le podrá enviar una exigencia, abriendo un plazo de gracia para contar con dicha información e, incluso tomando medidas como la suspensión momentánea de la cotización, así como dando parte a la CNMV. Entre las novedades de información a suministrar destaca la revisión de las cuentas periódicas. Así pues, será obligatorio presentar las cuentas semestrales y anuales, con una revisión limitada en el plazo de 4 meses tras el cierre de cada semestre. Se deberá constituir una comisión de auditoría constituida mayormente por miembros independientes
  • - En el caso de las SOCIMIs, se limita a un año el plazo para difundir las acciones puestas a disposición del proveedor de liquidez. Si en un año no cumplen, podrían ser excluidas o, si están en espera de entrar al MAB, se les negaría su inserción.
  • - La empresa debe justificar que cuenta con capital circulante suficiente para soportar la actividad durante 12 meses
  • Informe del consejo sobre estructura organizativa
  • - Ampliación de la información sobre inversiones realizadas por la empresa, operaciones vinculadas, accionistas, acuerdos sociales, reglamento interno y relaciones con el asesor registrado
 
 
Novedades en el proceso de exclusión
La renovada regulación contempla dos nuevos supuestos de exclusión:
- Admisión a negociación en la Bolsa porque la empresa haya solicitado dar el paso a la bolsa de forma voluntaria o porque, al superar los 500 millones de capitalización durante 6 meses seguidos tengan que saltar obligatoriamente a la Bolsa. En este último supuesto, tras el citado periodo de medio año, se abre un plazo de 9 meses para incorporase al Continuo mediante un salto directo, sin tener que hacer una OPA de exclusión. Así, las empresas no tendrán que recomprar las acciones a los inversores actuales, un día dejarán de cotizar en el MAB y, automáticamente, al siguiente cotizarán en bolsa al mismo precio y con los mismos accionistas. Sin embargo, si miramos a otros mercados alternativos europeos, las empresas que superan 500 millones de capitalización son escasas, apenas 2 en el Alternext.
  • - Sociedad en fase de liquidación por proceso concursal o liquidación societaria
  
Jesús González Nieto,  director gerente del MAB, ha reconocido que actualmente “más de la mitad de las empresas que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil no hacen revisión limitada de las cuentas y unas cuantas no cumplen en cuanto a las auditorías y los consejos independientes, por lo que tendrán que adaptarse a la nueva regulación”. La regulación entrará en vigor en junio, pero las primeras cuentas auditadas anuales serán las de 2016 y, en este punto conviene destacar que el límite de presentación de dichos resultados es abril de 2017. Por tanto, no se conocerá hasta el próximo año si incumplen o no las exigencias financieras, pero a lo largo del presente ejercicio sí tendrán que tener un comité constituido.  González Nieto aplaude el reforzamiento de la regulación, aunque reconoce que “evitar casos como el de Gowex es complicado, pero se dificultarán”.
 

Balance del MAB
Desde 2009, las compañías que cotizan en el MAB han obtenido una financiación de 595 millones de euros, de los que casi un 75% corresponde a ampliaciones de capital realizadas posteriormente a su salida a bolsa.
 
Actualmente hay 47 empresas dentro del MAB y el grueso pertenece al sector SOCIMI (34 versus 13). En conjunto capitalizan 3.198 millones (1.436 millones las SOCIMIs y el resto otras empresas).

Desde el MAB se esperan que las nuevas exigencias regulatorias “refuercen la confianza de los inversores y apuntalen la transparencia de las empresas que lo componen”, después de que casos como el de Gowex empañaran este mercado. 

operaciones mab