MADRID, 04 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Los coches inteligentes sin conductor serán un ciudadano más en pocos años. Los grandes avances que están implementando empresas como Google a la industria del automóvil cambiarán la manera de conducir pero algunos organismos como el FBI alertan de sus peligros. Desde esta agrupación consideran a estos vehículos programados un potencial peligro ya que podrían ser utilizados con fines terroristas en manos de delincuentes.El 'cerebro' de los coches autónomos podría ser no tan bueno como algunas compañías pretenden. En un informe sobre este vehículo realizado por el FBI, y abordado por The Guardian, el organismo policial asegura que el coche inteligente cambiará tanto la forma de operar de las fuerzas del orden como de los propios delincuentes.
Entre los ejemplos, el FBI destaca la posibilidad de cargar estos vehículos no tripulados con grandes cantidades de explosivos. Además, también consideran que los delincuentes podrían sabotear los programas que maneja la propia policía o los que se utilizan para la regulación del tráfico para perpetrar actos terroristas.

MEJORAS DEL TRÁFICO
A pesar de los posibles contratiempos que puedan surgir con los coches sin conductor, el documento elaborado por los agentes del Grupo de Asuntos Estratégicos en la Dirección de Inteligencia del FBI destaca que también se verán mermados los accidentes de tráfico.
En este sentido, el software de los vehículos permite detectar obstáculos y reaccionar con mayor antelación que un ser humano gracias a sus sistemas de posicionamiento GPS y las cámaras de grabación.