La gestora de los aeropuertos españoles aumentó su beneficio casi un 48% en los primeros nueve meses del año gracias al incremento del tráfico de pasajeros.
 
En concreto, la compañía obtuvo un beneficio de 944 millones de euros. La propia Aena reconoce que el tráfico de pasajeros ha crecido un 11,2%, hasta 189,7 millones, lo que implica un nuevo récord para la compañía.

Eso sí, apuntan que “el aumento vuelve a suavizarse en el tercer trimestre respecto al crecimiento de pasajeros del 11,7% en el primer semestre. La contribución del tráfico internacional aumenta ligeramente hasta un 71% frente al 70% en el mismo período de 2015”.

Por  otro lado, “el crecimiento de los pasajeros internacionales se sitúa en +11,6% y el del tráfico nacional en un 9,0%. El tráfico en el aeropuerto de Luton alcanza su record histórico de 14,0 millones de
pasajeros”.


De esta forma, las ventas han crecido un 7,4%, hasta 2.889 millones de euros en este periodo.  De esta cifra, el 26,7% corresponden a ingresos comerciales tanto dentro como fuera de terminal, un porcentaje que mejora con respecto a trimestres anteriores. Todos estos datos han permitido un crecimiento del flujo de caja del 22,4%, hasta 1.699,1 millones de euros.

Uno de los aspectos que más vigilan los expertos es la reducción de tarifas que está pendiente de implantarse por parte del gobierno, aún en funciones. Por el momento, la compañía apunta que “la reducción del 1,9% de las tarifas aeroportuarias que entró en vigor el 1 de marzo de 2016 supone un efecto acumulado sobre EBITDA al cierre de septiembre 2016 de 30,7 millones de euros”.
Resultados Aena