El broker holandés Degiro ha mostrado su interés por hacerse con Interdin, casa de valores intervenida por la CNMV tras el concurso de acreedores de su matriz, Banco Madrid.

 Degiro, firma holandesa líder en Europa en servicios de bróker online, que lleva activa en España desde septiembre de 2014, ha mostrado interés en Interdin, un broker español especializado en derivados.


Este interés ha surgido debido a la intervención por parte de la CNMV de Interdin, que se produjo cuando su compañía matriz, Banco de Madrid, inició del proceso concursal. La intervención de Interdin por parte de la CNMV supone que los clientes sólo pueden cerrar posiciones, sin posibilidad de retirar sus depósitos.

Interdin y la CNMV ya han sido contactados por Degiro, que ha ofrecido buscar una solución conjunta para los clientes de Interdin. Hasta ahora, todavía no está claro qué decidirá la CNMV respecto a Interdin. Por su parte, fuentes de Interdin desmienten esta operación y niegan que, por el momento, se haya puesto en contacto con ellos. 

Degiro está inmersa en un rápido proceso de expansión internacional, en el cual España representa un activo esencial. La estrategia de Degiro consiste en ganar cuota de mercado ofreciendo trading con comisiones extremadamente bajas. En este sentido, es razonable que Degiro muestre interés por la situación de Interdin, ya que el broker holandés ha ampliado recientemente su estrategia al ofrecer a sus clientes intermediación en el mercado español de derivados MEFF, mercado en el que los clientes de Interdin son particularmente activos.