Después de muchos años  de rumores, Cie Automotive ha confirmado hoy su intención de sacar a bolsa su filial de servicios técnicos y soluciones de ingeniería Dominion. La oferta de venta irá destinada a inversores institucionales.
 
Cie Automotive ha mostrado su deseo de sacar a cotizar su sociedad filial Global Dominion Access mediante una oferta pública de suscripción de acciones en las Bolsas de Valores de Bilbao, Madrid, Barcelona y Valencia destinada a inversores cualificados. JB Capital Markets y Société Générale Corporate & Investment Bank son las entidades coordinadoras globales de la oferta. Banco Santander actúa como entidad colocadora. El proceso de aprobación del folleto de admisión a cotización sigue adelante, por lo que Dominion podría comenzar a cotizar en próximos meses. 

La sociedad y sus accionistas, así como ciertos miembros de su equipo directivo asumirán determinados compromisos de no disposición de sus acciones (lock-up arrangements) desde la fecha de la firma del acuerdo de aseguramiento y finalizando 180 días después de la fecha de liquidación de la oferta, período durante el cual no podrán disponer de su participación en el capital social de Dominion sin el consentimiento de los entidades financieras involucradas en la oferta, si bien con sujeción a las excepciones habituales de esta clase de compromisos. La oferta se dirigirá a inversores institucionales fuera de los Estados Unidos.

Los ingresos de la oferta de destinarán a financiar su crecimiento, incluyendo las inversiones y gastos relativos relacionados con la identificación de nuevas oportunidades de negocio de acuerdo con su estrategia de negocio, así como para otros propósitos corporativos de carácter general, incluyendo, entre otros, la mejora de la solidez de su balance que contribuya a posicionar a la sociedad en una ventaja clara de mercado en el marco de la licitación de nuevos proyectos de relevancia.

Con sede en Bilbao, Dominion fue fundada en 1999 como proveedor global de servicios multi-técnicos y soluciones de ingeniería especializadas, con una posición relevante en determinados segmentos de mercado y áreas geográficas. Dominion desarrolla su negocio en dos segmentos operativos: servicios multi-técnicos y soluciones de ingeniería especializadas, y se centra en servir a los clientes en tres áreas de actividad principales Telecomunicaciones y Tecnología, Industria y Energía renovable.
 
Durante el ejercicio 2015, Dominion registró unos ingresos de 525 millones de euros, un EBITDA de 41,6 millones de euros, un EBITA de 30,7 millones de euros y un EBIT de 29,2 millones de euros. Adicionalmente, el grupo registró una deuda financiera neta de 23,2 millones de euros. A diciembre de 2015, el grupo empleaba a 5.401 personas y operaba en 28 países prestando servicios a más de 1.000 clientes en Europa, Latino América, Oriente Medio, África y Australia.
 
De conformidad con su plan de negocio actual, Dominion tiene la intención de alcanzar diversos objetivos a medio plazo:
• Un objetivo de 1.000 millones de euros en ingresos, impulsado por una combinación de iniciativas orgánicas e inorgánicas, distribuidas en una proporción similar.
• Alcanzar un margen de contribución global de aproximadamente un 12,5%.
• Mejorar la rentabilidad EBIT un 2% aproximadamente con base en el apalancamiento operativo.
• Alcanzar un ratio de conversión de flujos de caja de aproximadamente el 100% con base en el mantenimiento de una estricta disciplina financiera.
• En el contexto de una política activa de fusiones y adquisiciones, la Sociedad pretende alcanzar un objetivo de ratio de apalancamiento de menos de 2,0x Deuda Financiera Neta / EBITDA.
• A corto plazo, la Sociedad tiene la intención de reinvertir sus flujos de caja en crecimiento orgánico e inorgánico y, a medio plazo, Dominion pretende alcanzar un ratio de distribución de dividendos de, al menos, un tercio del beneficio neto consolidado. No obstante lo anterior, el importe de los dividendos que la Sociedad decida distribuir en el futuro, si los hubiere, dependerá de una serie de factores, incluyendo, sin carácter limitativo, los ingresos de la Sociedad, su situación financiera, las obligaciones asociadas al servicio de la deuda, los requerimientos de efectivo (incluyendo la inversión en capex y planes de inversiones), las previsiones, las condiciones de mercado y otros factores que puedan resultar relevantes en cada momento.