Esta medida se une a la tomada el pasado año de poner 1.982 inmuebles a disposición del Fondo Social de Vivienda. 

La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri  colaborará con el programa social “Proyecto de Apoyo personal y Familiar” que viene desarrollando Cáritas Madrid mediante la aportación de 60.000 euros. El programa llevado a cabo por Cáritas-Madrid facilita vivienda a personas en riesgo de exclusión social, con el objetivo de que las personas que se encuentren en esta situación dispongan de un alojamiento que permita su integración social plena.

La entidad se centrará en aquellos expedientes de solicitud de alquiler de los casos más vulnerables que reciba Cáritas Madrid para agilizar la adjudicación de viviendas sociales.

El objetivo del programa social es “promover la vida familiar normalizada, así como la capacitación e integración social de los destinatarios”, favoreciendo “el desarrollo laboral, social y humano de los mismos a través de la prestación de servicios sociales”.

Esta medida de Bankia se une a los 1.982 inmuebles puestos a disposición del Fondo Social de Vivienda en el año 2015.  A la conclusión del pasado año, la entidad había firmado 1.500 contratos con familias inmersas en circunstancias de vulnerabilidad, que además pudieron optar a ayudas adicionales para pagar el alquiler.