Banco Sabadell cerró el ejercicio 2014 con un beneficio neto atribuido de 371,7 millones de euros, un 50% más que el año anterior, tras aumentar en todos los márgenes y destinar 2.499,7 millones a dotaciones.
 
Estos números han superado las previsiones de su plan estratégico Triple (2014-2016). Además, desde Renta 4 valoran positivamente "la continuidad de la recuperación de la rentabilidad del margen de intereses y el buen ritmo de la mejora de la calidad crediticia. No obstante, consideramos que las cifras muestran debilidad en los ingresos recurrentes. Esperamos reacción positiva de la cotización".
previsiones resultados sabadell


El margen de intereses creció un 24,5% hasta 2.259,7 millones, el margen bruto un 20,7% hasta 4.800,5 millones, y el margen antes de dotaciones un 33,3% hasta 2.749,1 millones.

La morosidad se situó en el 12,17%, descendiendo desde el 13,63% de un año antes.

El core capital se sitúa en el 11,7%, y el banco ha destacado que, por primera vez desde el inicio de la crisis, la entrada de activos problemáticos se ha reducido trimestre a trimestre durante todo el ejercicio.

resultados banco sabadell


Las plusvalías por ventas de activos ascendieron a 236,9 millones (+439,8%) e incluyen principalmente una plusvalía bruta de 162 millones por la venta del negocio de gestión y recobro de deudas impagadas a Lindorff y un ingreso extraordinario de 80 millones por la formalización de un contrato de reaseguro de la cartera de seguros individuales de vida-riesgo de Mediterráneo Vida con SCOR Global Life.

La inversión crediticia bruta de clientes cerró el año con 121.140,8 millones de euros, un 2,8% menos que en 2013, aunque ya se nota la reactivación de la demanda de crédito.

Y es que la nueva producción hipotecaria aumentó un 69% interanual hasta 1.753 millones de euros, y el número de operaciones formalizadas se incrementó un 55% en el mismo periodo

Además, el crédito neto a empresas creció un 5,7% en los últimos tres trimestres del año pasado.

Banco Sabadell cerró 2014 entre las entidades que más crecen en España en la gestión de fondos y sociedades de inversión, con una cuota del 5,1% (frente al 4,1% en 2013).