Amadeus cerró el primer trimestre del año con un beneficio de 217,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,2% sobre la cifra alcanzada en el mismo periodo de 2015. La compañía se benefició de los resultados positivos obtenidos por los negocios de distribución y soluciones tecnológicas y de la contribución realizada por las adquisiciones de Navitaire y las completadas en 2015.
 
Durante los tres primeros meses del año, los ingresos y el EBITDA de Amadeus crecieron un 13,2% y un 15,2%, respectivamente, lo que se traduce en un incremento del beneficio ajustado del 17%.
 
La inversión en I+D alcanzó el 14,9% de los ingresos en el primer trimestre de 2016 y se dedicó a impulsar el crecimiento a largo plazo mediante las implantaciones en clientes, la evolución de productos, la expansión de la cartera de soluciones, las inversiones en nuevos negocios, la continuación de las migraciones a sistemas abiertos y la optimización de las prestaciones de los sistemas.
Durante el primer trimestre de 2016, el flujo de caja libre creció un 17,9% hasta 264,5 millones de euros y la deuda financiera neta consolidada a 31 de marzo de 2016 marzo ascendía a 2.267,4 millones de euros, lo que supone 1,43 veces el EBITDA de los doce últimos meses.

En el negocio de distribución, renovaron o firmaron contratos de distribución con 12 aerolíneas durante el trimestre (entre ellas, Etihad Airways, Virgin Australia y LATAM).
 
Los ingresos del negocio de soluciones tecnológicas crecieron un 37,6% en el primer trimestre de 2016. Este resultado se debió a un sólido crecimiento subyacente de dos dígitos, sumado a la consolidación de la adquisición de Navitaire a partir de finales de enero y al impacto anual completo de las adquisiciones de AirIT, Hotel SystemsPro e Itesso.
 
En el área de las soluciones tecnológicas para aeropuertos, anunciaron una alianza tecnológica de diez años de duración con Copenhagen Airports. Con el objetivo de pasar de 25 a 40 millones de pasajeros al año.
 
amadeus