Pocoyó juega sobre las alturas en bolsa después de que el segundo máximo accionista de Zinkia, el inversor mexicano Miguel Valladares, ejerciera parcialmente su derecho de opción de compra de títulos de la productora al adquirir el 1,06% del capital a un precio que casi duplica el de su cotización. ¿Anima ello a los inversores? José María Castillejo, presidente de Zinkia, cree que sí aunque reconoce que la compañía cotiza “muy por debajo del precio del que debería cotizar la compañía”. Pero… ¿a qué precio debería cotizar Zinkia?
La productora Zinkia consigue anotarse ganancias que superan el 12% después de que el segundo máximo accionista de Zinkia, el inversor mexicano Miguel Valladares, ejerciera parcialmente su derecho de opción de compra de títulos de la productora al adquirir el 1,06% del capital. Un escenario en el que el presidente de Zinkia, José María Castillejo, ha aprovechado para recalcar que la compañía debería cotizar a precios más elevados puesto que “se encuentra muy por debajo de su valor”.

Pero… ¿cuál sería el precio adecuado? Castillejo reconoce que “es muy difícil adivinar su precio concreto, no obstante, si se recuerda la valoración cuando se hizo la colocación de la compañía, estaríamos hablando del entorno de los 3 euros”. Un nivel que está “muy alejado del nivel actual”, reconoce, “teniendo en cuenta, además que en el intermedio se están produciendo noticias y seguirán saliendo a la luz cosas que prometió la compañía y que poco a poco se van cumpliendo”. Y aquellas cosas que no se cumplan -continúa- “serán porque se están retrasando pero pensamos que el futuro de la compañía va a ser realmente muy bueno”.

En lo que respecta a la compra que realizó el segundo máximo accionista de Zinkia y que se ejecutó fuera del mercado, Castillejo explica que se hizo así por dos motivos. En primer lugar, “para evitar cualquier tipo de suspicacia”. “Este es un acuerdo que teníamos desde enero de 2009, bastante antes de la colocación en bolsa de la compañía, Miguel Valladares compró un paquete accionarial y se reservó el derecho de comprar más acciones hasta junio de 2010”, apunta. Algo -continúa- “que viene a confirmar que valida el precio que en un primer momento se negoció con él”. En segundo lugar, Castillejo reconoce que “se hace fuera del mercado porque es un contrato que está sujeto a opción y, porque si fuera el mercado a comprar esas acciones, estaría distorsionándose el precio de la compañía”. Por lo que así se evita cualquier tipo de suspicacia, “es un tema transparente”.

El presidente de Zinkia aseguró, además que en torno a la compañía “se van a producir noticias más positivas”. Pese a que no desveló cuáles en concreto, Castillejo recuerda que “todas y cada una de las promesas que hicieron desde la compañía se han ido cumpliendo y así cree que continúe”.

Zinkia e Imaginarium barren en bolsa


Tanto Zinkia como Imaginarium están barriendo en bolsa y mueven incluso más que muchas compañías del mercado continuo. Y en este sentido, el presidente de Zinkia asegura que “todas las expectativas que teníamos al salir altercado se han cumplido y estamos muy contentos por ello”. “En los momentos actuales de mercado es normal que los mercados descuenten una situación de riesgo, pero nosotros tanto al inversor particular como institucional les estamos dando una compañía presente en mercados internacionales y que está crecimiento en un mercado donde la crisis se nota mucho menos, por lo que creemos que el castigo debería ser mucho menor”. “Creemos sinceramente que hay inversores que están apostando claramente por Zinkia, el futuro de la compañía es excepcional”, señala.

Pocoyó en las pantallas de EE.UU y China

La andadura de Pocoyó, la marca más reconocida de la productora Zinkia, “está yendo francamente bien en Estados Unidos”. “Tenemos dos plataformas de televisión muy potentes tanto para habla hispana en Univisión como en inglés”. Estamos presentes en el 50% de los canales que llega al 50% de la población que, a efectos de consumo, supondría la mitad de la demanda”. Además, “la compañía juguetera con la que estamos en conversaciones está haciendo un plan de marketing muy fuerte y estamos teniendo una respuesta muy fuerte, lo que se verá reflejado en las cuentas de 2011”, explica Castillejo.

No obstante, “en china va mucho más lento que el mercado americano”. Pero, como recuerda Castillejo, “hay que tener en cuenta que China es un mercado casi imposible pero Pocoyó está en la posición número uno en la lista de la aprobación del organismo que controla el acceso de propiedades extranjeras”.

Pocoyó supone el 90% de los beneficios de la compañía, pero como asegura Castillejo, “está tan sólo en el 20% de su capacidad, podríamos montar toda una multinacional en torno a Pocoyó”. Desde Zinkia, donde recuerdan que entre sus planes figura entrar en el mercado ruso, explican que también están trabajando “con dos producciones nuevas, por lo que Zinkia tendrá una cartera de marcas mucho más diversificada y no sólo dependerá de Pocoyó”. “El salto de Pocoyó al cine se dará a finales de 2012 o principios de 2013, un gran apoyo para la marca”, finaliza.