El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reconocido que algunas cajas de ahorros españolas tiene problemas. Además, ha indicado que el Gobierno va a hacer un esfuerzo para a darles apoyo financiero y ayudarlas a pasar dos o tres años díficiles, al tiempo que las animó a que se reestructuren y se fusionen.