La filial argentina de Repsol, YPF, tiene previsto celebrar mañana una junta extraordinaria de accionistas para aprobar una emisión de bonos por 1.000 millones de dólares (700 millones de euros) que servirá a la compañía para disponer de liquidez para invertir en Argentina y en la región. La puesta en marcha de esta iniciativa, que coincide con un proceso de reestructuración de activos iberoamericanos de Repsol YPF, fue acordada por el consejo de YPF a comienzos de diciembre, semanas antes de que se cerrara un acuerdo con el empresario Enrique Eskenazi para la venta del 25% de la sociedad.