Los futuros del mercado americano cotizan con caídas, siguiendo con la tendencia marcada en Europa. De hecho, el S&P500 cede un 0.9% y marca los 1627 puntos. El tecnológico descuenta un 0.9% de su cotización – hasta los 2958 puntos – mientras que el Dow Jones amplía sus recortes al 0.7% en preapertura. Lo hacen después de la penalización que sufrieron los índices al calor del repunte de los bonos y la decisión del Banco de Japón de mantener sus medidas de estímulo. En el mercado de divisas, el euro en los 1.3286 dólares. 
Jornada de números rojos en la renta variable mundial. La primera piedra la puso el NIkkei que cerró en negativo después de acordar que mantendrá el ritmo de sus medidas de estímulo, para superar la deflación y favorecer el ritmo de crecimiento. Una noticia que, unida al repunte de los bonos. Tal y como les indicamos en “Pánico Bajista en las bolsas: el Ibex se desploma un 2.7% y se juega el 8000”, ayer el bono estadounidensese disparó un 4%. Una subida en las rentabilidades, hace subir las hipotecas y eso frena el mercado”, explican desde Serenity Markets. De hecho, hoy se frena algo el avance en la deuda de más largo plazo – 30 años – tras alcanzar sus máximos de 14 meses.

En el plano macro, se ha conocido el índice de optimismo de las pequeñas compañías, publicado por la federación Nacional de Negocios Independiente, que se incrementó en 2.3 puntos, hasta el 94.4, en el mes de abril. Las subidas de este índice sugieren que, mientras el crecimiento siga siendo lento en el segundo trimestre, el enfriamiento de la actividad probablemente sea de una dirección más corta, ya que se estaría adaptando a las reformas acometidas por la administración.

En el plano empresarial, el CEO de Dole Foods, David H. Murdock ,ha lanzado una oferta por el grupo. En una operación valorada por 1.500 millones de dólares. Murdock es el accionista mayoritario de la compañía, con un 40% del capital, y ha ofrecido pagar 12 dólares por cada acción de Dole, una prima del 18% desde el cierre de ayer. Hoy los títulos de la compañía superan el 20% de revalorización.

Además, la parte negativa la pone Coca-Cola Enterprises que ha advertido esta mañana de la debilidad del grupo en el segundo trimestre.

El gigante aeronáutico, Boeing, ha elevado su previsión de demanda mundial para los próximos 20 años. Además, ha fijado en 35.280 los nuevos aviones que necesitarán las aerolíneas en ese período, demandas que se traducirán en 3.6 billones de euros.