Los grandes bancos no son objetivo de los brokers durante la sesión. La internacionalización o la escasa representación que tiene el mercado español en sus cuentas les salva, por el momento, de ser golpeados por la rebaja de estimación de las grandes casas de análisis. Esta semana de nuevo es la banca mediana la que sufre – no tanto en su recomendación- sino en el recorte de precio objetivo. Una rebaja que les coloca de nuevo en el ojo del huracán ¿de los bajistas?
No hay semana –si nos referimos a los dos últimos meses, como mínimo- en que la banca mediana no sea revisada por alguna de las grandes casas de análisis internacionales. Y pocas veces ha sido para dar una visión optimista de las mismas. La debilidad de la economía española, principal negocio de estas entidades, y la desconfianza sobre su deuda ha provocado una oleada de recomendaciones bajistas sobre la banca mediana de nuestro país.

Esta vez ha sido JP Morgan la encargada de dar su visión – aunque no tan negativa- de bancos como Banesto, Popular o Bankinter. La entidad que preside Ana Patricia ¨Botín recibe la recomendación de neutral por parte del broker estadounidense que, sin embargo recorta un 25% su precio objetivo, hasta los 7.6 euros. La entidad cede un 0.85% y cotiza en los 6.75 euros. El mismo escenario se plantea para Banco Popular .¿Recomendación? Neutral. Con un precio objetivo de 5.30 euros. JP Morgan considera que el valor debería valer un 40% más de lo que vale ahora, en concreto 6.3 euros.

Bankinter y Pastor, valen menos de lo actual

A una estimación de ‘sobreponderar’ se enfrentan tanto Banco Pastor como Bankinter. Esta última también ha recibido un tijeretazo en su precio objetivo, que el broker coloca en los 3.70 euros. Un precio objetivo que la casa de análisis coloca por debajo de los niveles a los que cotiza actualmente, en los 4.86 euros. Lo mismo le ha ocurrido a Banco Pastor. Parecía que el optimismo se instalaba en la entidad cuando JP Morgan le otorgaba la recomendación de sobreponderar. Una alegría que se difumina cuando se piensa que la entidad debería valer un 19% menos de lo que vale actualmente, 3.16 euros.