Aunque el mercado de renta variable estadounidense vuelve a abrir tras las cortas vacaciones con alzas propulsadas por los buenos resultados empresariales, lo cierto es que la volatilidad y las dudas siguen presentes. El Dow Jones recupera la cotización con un 0,69% arriba hasta los 10.168 puntos, el Nasdaq sube un 0,28% y el S&P 500 un 0,73%. La esperada concreción de las ayudas a Grecia mantiene en vilo al mercado de renta variable a uno y el otro lado del Atlántico.
Todas las miradas se centraban hoy en la reunión del Econfin de la cual se esperaba que arrojara claridad sobre las ayudas a Grecia, pero los Ministros de Economía y Hacienda de la Unión Europea siguen sin soltar prenda. “Si es necesario, Grecia recibirá ayuda, pero no es necesario concretar los detalles”, declaraba Elena Salgado, presidenta de la reunión del órgano económico europeo.

Lo que sí se ha confirmado en este encuentro es que se lanzará una investigación sobre Goldman Sachs y Grecia para esclarecer si son verdad los rumores que ayer recogía la prensa estadounidense y que apuntaba a que el país heleno podría haber ocultado sus graves problemas gracias a la ayuda de GS. Entre tanto, la entidad bancaria ha abierto con un 1,04% arriba.

Sin salir del sector financiero, parece que se acerca la confirmación de compra de la división de materias primas de Royal Bank of Scotland por parte de JP Morgan por 1.700 millones de dólares. Ante estos ecos, JP Morgan sube un 0,44%, mientras que RBS suman un 3,40%.

Siguiendo con las fusiones y adquisiciones, Simon Property Group, la mayor operadora de centros comerciales, ha lanzado una oferta de 10.000 millones de dólares por General Growth, su principal competidora. Esta apuesta ha gustado a los inversores que hacen subir las acciones de Simon Property un 2,10%.

Pero las compañías verdaderas protagonistas del día son Kraft y y Merck & Co. La alimentaria aumentó significativamente sus ganancias en el cuarto trimestre gracias a los menores costos de reestructuración y a los beneficios en posiciones de cobertura hasta facturar 710 millones de dólares. Aún así, pese a las buenas cifras, el valor cae un 1,65%. Por su parte, Merck & Co. disparó durante el cuarto trimestre sus ganancias hasta los 6.490 millones de dólares, comparado con los 1.640 millones de un año antes. Este resultado se vio favorecido por un beneficio de 7.530 millones por la compra de Schering-Plough. Merck se alza un 3,30% hoy en el NYSE.

En el apartado macro, el índice del sector manufacturero de la Fed de Nueva York subió a 24,91 en febrero gracias a la mejora de las condiciones laborales en este ámbito y el índice de empleo, que ascendió un 5,56.

Ante esta subida del aperitivo por el riesgo, la cotización del dólar caía frente a la moneda única. El euro se cotiza a 1,3663 dólares en comparación con los 1,3598 del lunes por la tarde.