Tras una apertura de capa caída, Wall Street ha vuelto a recuperar la sonrisa y se fortalece con subidas en los principales índices. El Dow Jones suma y sigue escalando un 0,22% hasta los 10.314 puntos, mientras que el Nasdaq avanza un 0,44% y el S&P500 un 0,25%. En una jornada en la que los buenos datos de empleo, algunas cuentas empresariales y las fusiones entre compañías parecen caldear los ánimos de los inversores.
Empezando por la noticias macro, hoy se han conocido las tradicionales solicitudes semanales de subsidio por desempleo, las cuales, siguieron disminuyendo, incluso más de lo esperado, la semana pasada. En concreto, se registraron 12.000 peticiones menos. Aún así, el mercado laboral tiene muchos aspectos en los que mejorar.

La moneda americana ha ganado algo de terreno hoy frente a su principal rival, la divisa europea y hoy el euro se cambiaba a 1,4919 dólares por la disminución de optimismo en los inversores tras conocerse unas insatisfactorias cifras de producción industrial del Viejo Continente. Consecuentemente, el oro también comienza a andar sobre lo caminado ayer y desciende de los máximos hacia cotas más bajas, descendiendo desde los 1,50 dólares/onza a los 1,113 dólares.

Resultados empresariales
La principal firma minorista del mundo, Wal-Mart hoy ha publicado unos satisfactorios resultados trimestrales al apuntarse beneficios por valor de 3.250 millones de dólares, frente a las ganancias de 3,140 millones del año anterior y superando las expectativas de los analistas. Por ello, los accionistas hoy la premian con una subida del 1,11%.

También han sido buenas las cuentas de Kohl’s que crecieron un 21% a 193 millones de dólares entre julio y septiembre. Antes este panorama, la empresa ha aumentado sus proyecciones, aunque por debajo de los expertos. Este jueves el valor sube un 1,68%.

Alianzas empresariales

Ésta es una jornada movida en cuanto a fusiones y adquisiciones para las empresas estadounidenses. Las alianzas entre éste y el otro lado del Atlántico se hacen cada vez más comunes, como es el caso del pacto anunciado hoy entre la eléctrica alemana E.On y General Electric. En concreto, la primera GE se hará cargo de la gestión y el mantenimiento 519 turbinas que la americana tiene en EE.UU. durante 7 años. Entre tanto, las acciones de E.On suben un 1,33% en la bolsa de Berlín, mientras que las de GE ceden un 0,44% en el NYSE.

Otro frente abierto en este aspecto para General Electric es la venta de su filial de seguridad (sistemas eléctricos y alarmas para incendios), GE Security, a United Technologies por 1.820 millones de dólares. Tras anunciarse este acuerdo, United Tecnologies sube un 0,25% en bolsa.

Todo esto en una jornada en la que el presidente de la primera potencia mundial ha comentado que, quizás, eche mano de los fondos TARP de rescate financiero para disminuir el déficit del Estado. Unos fondos por valor de 700.000 millones de dólares, aunque no se destinarían todos para este fin, por si a caso surge alguna emergencia. Aún así, esta medida sigue sometida a debate sin confirmarse.