La renta variable de EE.UU. ha madrugado este lunes con una amplia sonrisa dibujada, en parte por el buen ritmo de cotización en los parqués europeos pues, ante la falta de datos relevantes al otro lado del Atlántico, los inversores estadounidenses se resguardan en la mejora de Europa y las positivas noticias de crecimiento mundial. Así todo, el Dow Jones comienza con un ascenso del 0,50% hasta los 10,262 puntos, el Nasdaq un 1,04 % y el S&P 500 un 0,73%. En el mercado de divisas el euro cae a los 1,22 dólares y en el de materias primas, el barril de petróleo cotiza en los 74,79 dólares.
Parece que los inversores europeos han preferido hacer oídos sordos a los rumores que apuntan a que la UE estaría preparando un fondo de ayuda para España, todos los inversores, excepto los españoles, se han animado a comprar y la nota negativa de la cotización del Ibex 35 tampoco ha nublado las ansias compradoras de los norteamericanos. El crecimiento europeo sigue viento en popa y eso es lo que importa ya que, por muy primera potencia mundial del mundo que EE.UU. pueda ser, lo que pase en Europa también le afecta.

Otro de los lastres de la economía estadounidense, el paro, descendió en EE.UU. durante el mes de mayo un 0,2% hasta el 9,7%, mientras que abril en Europa se mantuvo invariable en el 9,7%, al igual que en los países de la OCDE, donde no se movió del 8,7%.

Aún así, para la Fed la recuperación de la economía estadounidense experimentada hasta ahora no es suficiente para subir los tipos de interés. El presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard declaró que “la recuperación tendrá que ser más firme de lo que es ahora y tendremos que ver más mejoras”, despejando así las dudas y rumores.

No podemos dejar pasar un día sin hablar de BP. La petrolera inglesa no da con la solución para parar el derrame de crudo y la sociedad le acusa de no hacer todo lo posible por parar el vertido. Además, Obama ya ha anunciado que exigirá un fondo de garantía para compensar los daños que está causando esta catástrofe. Entre tanto, BP continúa siendo zarandeada en el NYSE y cede un 5,45% poco después de la apertura de mercado.

En el sector financiero, Bank of America y Goldman Sachs están intentando deshacerse como sea de las deudas que le ha acarreado la compra de la cadena de hoteles Hilton. Por ahora, de los 5.000 millones de dólares de en deudas que tendrían estos bancos por la hipoteca retirada por la firma de inversiones privadas de capital Blackstone, se estarían deshaciendo de 2.000 millones en comercialización antes de comenzar la oferta de bonos. BofA cede este lunes un 0,19% y Goldman Sachs un 0,34%, mientras que Blackstone sube un ligero 0,01%.

Pese a que el panorama en el sector financiero estadounidense no es mucho mejor que en Europa, el presidente del BBVA declaró que está interesado en expandir su entidad por tierras norteamericanas y asiáticas. La entidad española avanza un tímido 0,01%.