Parecía que el mal de altura había invadido a los principales índices bursátiles estadounidenses al comienzo de sesión pero, tras una apertura en rojo, el Dow Jones ya recupera un 0,10% situándose en los 10.236 puntos, el Nasdaq suma un 0,26% y el S&P 500 un 0,17% pese a que las noticias macro que rascar hoy son insulsas.
Entre dichas noticias macro se enmarcan el índice NFIB que reflejó un aumento del optimismo por parte de los propietarios de pequeñas empresas en octubre, pero no el suficiente para invertir la bajeza del mercado laboral. Así pues, el subíndice de las condiciones de negocios esperadas ascendió en octubre 3 puntos al 11%. El de expectativas de ventas subió 2 puntos al -4%, mientras que el de mejoras en las ganancias no se movió permaneciendo en el -40%.

Por otra parte, el índice de ventas de cadenas minoristas descendió un 0,1% durante la semana pasada, aunque no hay que subestimar que el incremento interanual fue del 2,9%.

En el apartado empresarial, las compañías estadounidenses se ven obligadas hoy a compartir la portada con las españolas. HSBC USA, filial HSBC Holdings, ha llegado a un acuerdo con la financiera de raíz española Santander Consumer USA para venderle su cartera de préstamos de vehículos. En total, esta operación asciende a 904 millones de dólares e incluye las operaciones de servicios de créditos para la compra de automóviles y una cartera de 1.000 millones dólares en préstamos. Hoy Santander cede un 0,92% en el Ibex 35 y HSBC USA se mantiene plana.

Otra empresa nacional que se va abriendo camino al otro lado del océano es Amper. Dicha compañía, junto al grupo estadounidense Chertoff, especializado en el asesoramiento sobre seguridad, colaborará en proyectos de control de fronteras, centros de emergencias y protección de infraestructuras. A cambio, Chertoff recibirá una participación en Amper del 0,59% y la española planea embolsarse 200 millones de euros. Tras este anuncio Amper se ha convertido en la más premiada del mercado continuo con ascensos del 8,72%.

Con respecto a los resultados empresariales, ya pocas compañías quedan por rendir cuentas. Hoy les ha tocado el turno a Beazer Homes y Tyco International, compañías que han corrido distinta suerte ya que, si bien la primera se apuntaba unas ganancias de 33,8 millones de dólares, frente a las pérdidas de 473,9 millones de dólares del tercer trimestre del año anterior, Tyco Internacional veía disminuida a más de la mitad su cartera, desde los 434 millones de dólares a los 205 millones de este 2009. Los accionistas, consecuentemente, han sabido premiar a Beazer con un alza del 11,51% hoy en el NYSE, mientras que Tyco cae un 1,24%.