La Bolsa de Nueva York terminó el miércoles con un fuerte descenso, con el Dow Jones perdiendo más de 350 puntos (-2,64%) y con el Nasdaq un 2,70% a la baja. Todo en un contexto de petróleo caro, temores sobre el sector bancario y pérdidas colosales anunciadas por General Motors. El Dow Jones Industrial Average (cerró a 13.300 puntos y el índice compuesto del Nasdaq se colocó a 2.748 puntos.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 perdió 2,94% (-44,65 puntos) a 1.475,62 unidades. Wall Street pasó la sesión en el rojo, aumentando particularmente sus pérdidas a media jornada y poco antes del cierre, ante 'la abundancia de noticias negativas', subrayó Al Goldman, analista de AG Edwards. La única buena noticia fue el aumento de la productividad en Estados Unidos en el tercer trimestre (+4,9%). 'Es un elemento muy positivo, pero fue en gran parte ignorado por el mercado', concentrado en las malas noticias, agregó Goldman. Caída del dólar 'El dólar se hunde, los precios del petróleo aumentan y General Motors anunció sus mayores pérdidas trimestrales jamás registradas', enumeró el analista. El billete verde aceleró su descenso, cayendo hasta 1,4731 dólar por euro y 1,10 dólar US por dólar canadiense. Paralelamente, el mercado de crudo inició la jornada en flecha, superando por primera vez en Nueva York los 98 dólares el barril, antes de replegarse levemente. Por otra parte el constructor automotor estadounidense General Motors (GM) anunció una pérdida récord de 39.000 millones de dólares en el tercer trimestre, por una sorprendente previsión. Su acción fue claramente sancionada por el mercado : -6,11% a 33,95 dólares. Miedo en el sector fincnciero A ello se agrega 'la permanencia de los temores sobre la exposición del sector financiero a la crisis de los préstamos inmobiliarios 'subprime'', indicó Owen Fitzpatrick, analista del Deutsche Bank. Luego de colosales depreciaciones de activos anunciadas por Citigroup y Merrill Lynch, el mercado teme que sea el turno de Morgan Stanley (-6,09% a 51,19 dólares) que anuncie miles de millones de dólares en pérdidas. En el mercado obligatorio, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años bajó a 4,334%, contra 4,357% en la noche del martes, mientras que el de los títulos a 30 años subió a 4,668% contra 4,652%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.