El mercado estadounidense se enfrenta este martes a un nuevo aluvión de resultados tras la jornada negra de ayer. Los inversores estadounidenses, que aún no han terminado de digerir la rebaja sobre la perspectiva de Estados Unidos por parte de Standard & Poors, deben hacer frente a una nueva tanda de resultados empresariales encabezados por Goldman Sachs que sube un 2,4% en la preapertura.

La compañía ha mejorado las previsiones de los analistas a pesar de la caída en sus beneficios, algo que ha animado al mercado americano donde los futuros suben tímidamente. Los futuros del S&P se anotan una subida del 0,1%, el Dow Jones gana un 0,8%, mientras que el Nasdaq se deja un 0,2%.

Otra compañía que presentaba hoy resultados es Johnson & Johnson. Ganó 3.480 millones de dólares, o 1,25 dólares por acción, en el primer trimestre, frente a los 4.530 millones, o 1,62 dólares, alcanzados en el mismo período del año pasado. A lo que se suman las tecnológicas IBM, Intel y Yahoo que hoy harán también públicas sus cuentas.

Mientras, el oro roza los 1,5 dólares, está ya en el 1,495, y el petróleo Texas se mantiene algo por encima de los 106 dólares.