La Bolsa neoyorquina cierra una jornada de pérdidas y deja ahora a los inversores pendientes de que el mercado vuelva de nuevo a rodar con la apertura en Asia. Continúa, por tanto, el miedo a la recesión, temor impulsado por la crisis de la eurozona y que ni tan siquiera un esperanzador dato del ISM estadounidense ha logrado equilibrar: Wall Street cede algo menos del punto porcentual, después de moderar su recorte en los últimos minutos de negociación. Parece que la incertidumbre se ha instalado sin remedio en la renta variable y el oro resulta ser la alternativa más segura en tiempo de vandadas.

A la espera de la publicación del 'libro beige' de la Reserva Federal mañana miércoles, las ventas han vuelto a imponerse, aunque esta vez de forma más moderada, sobre el parqué neoyorquino. El tecnológico Nasdaq ha sido el índice que menos ha sufrido, con un recorte del 0,26% hasta los 2.473 puntos. El Dow Jones de Industriales, mientras, retrocede un 0,90% hasta los 11.139 puntos y el S&P 500 otro 0,74% abajo y se coloca en los 1.165.

El parqué neoyorquino se inclina, por tanto, hacia el lado rojo de la tabla sin prestar la más mínima atención al dato del ISM estadounidense dado a conocer 30 minutos después de la apertura. Lo cierto es que ha batido expectativas al subir hasta los 53,3 puntos durante el mes de agosto desde los 52,7 del mes anterio y más aún cuando el dato que esperaban los analistas era más bien de una caída hacia el 51.

En el terreno empresarial, hoy destaca una entidad bancaria más allá de por su penitencia bursátil y es que el ex vicepresidente de Citigroup, Gary Foster ha reconocido su culpabilidad al haberse apropiado ilícitamente de más de 22 millones de dólares en fondos del banco que transfirió a su cuenta privada entre los años 2003 y 2010, segñun informa la Agencia Efe.

Además, Sprint ha reconocido que ha demandado a AT&T ante un tribunal federal de EEUU contra la adquisición de T-Mobile, una semana después de que el Departamento de Justicia de EEUU bloquease la operación porque reduciría la competencia.

Cierre también para las bolsas latinoamericanas donde tan sólo dos, a falta del cierre del mercado argentino, han registrado ganancias. La Bolsa de Brasil, Bovespa, sube un 2,61%, mientras que el Latibex cierra arriba un 0,97%. El panorama europa, mientras, es mucho más desolador a pesar de la moderación en las caídas en la jornada de hoy. El Dax germano cierra este martes con una caída del 1% y pierde el nivel de los 5.200 puntos; el Eurostoxx cede un 1,29% y el Cac francés aguanta por encima de los 2.960 puntos.