La bolsa estadounidense podría arrancar la semana con un rebote por caza de gangas tras la fuerte caída del viernes, a lo que también contribuirá la mejora de nota recibida por Merril Lynch. Sin embargo seguirán dejándose notar las secuelas de la crisis del mercado de hipotecas de riesgo después de que Bear Stearns anunciara la dimisión de su copresidente después de que dos fondos especulativos (hedge funds) del banco perdieran casi todo el valor de sus activos en operaciones en el mercado de préstamos hipotecarios a riesgo (subprime).