La bolsa estadounidense apunta a una apertura bajista con el mercado cada vez más preocupado sobre el encarecimiento del petróleo y el mercado de hipotecas, a lo que se ha sumado un decepcionante dato de pedidos de bienes duraderos.
Los futuros del DJIA cedía un 0,86% hasta 13.722, mientras que los del Nasdaq 100 perdían un 0,74% hasta 2.011,50 y los del S&P 500 caían un 0,96% hasta 1.510. El mercado tampoco recibió bien el indicador de pedidos de bienes duraderos de junio, ya que subieron menos de lo esperado y excluyendo los pedidos de transporte el dato bajó un 0,5%, frente a la subida prevista del 0,7%. Por su parte el Departamento de Comercio informó que el número de personas que solicitaron por primera vez prestaciones por desempleo en Estados Unidos bajó en 2.000 hasta 301.000 en la semana del 14 al 20 de julio, frente a los 312.000 previstos. A las 16.00 (hora peninsular española) se conocerá la venta de viviendas nuevas en junio. En cuanto a las empresas hoy se ha conocido una nueva remesa de cuentas de resultados, entre las que se incluyen las de Raytheon (mejores de lo previsto), Bristol-Myers (en línea, aunque mejoró previsión para 2007), 3M (mejores de lo esperado) y Ford Motor, que sorprendió al mercado al anunciar un beneficio de 750 millones de dólares en el segundo trimestre, en el que fue su primer trimestre rentable en dos años. Por su parte Apple Inc podría impulsar al sector tecnológico tras incrementar fuertemente su beneficio neto en el tercer trimestre, más de un 73%, gracias a las ventas récord de Macintosh, las sólidas ventas del reproductor de música iPod y las ventas de 270.000 iPhones en los primeros dos días de ventas.