Ni las palabras de Greenspan ni el repunte de los precios del crudo desanimaron a los inversores de Wall Street que, a media sesión, mantiene el tono positivo de la apertura y lo hace gracias a los datos macroeconómicos conocidos durante el día. Nvidia y Applied Materials se colocan como dos de los valores más destacados de la sesión mientras que KB Home sube tras la noticia de una oferta por su división francesa.
Alzas generalizadas las que registra el principal mercado del mundo, Wall Street, a media sesión. Subidas que se sustentan en la publicación de unos datos macroeconómicos mejores de lo esperado. Aunque las ventas minoristas de abril descendieron un 0,2% -su peor nivel en seis meses- el índice de Precios a la Producción se incrementó un 0,7%, después de haber subido un 1% en marzo. Con todo, el Dow Jones de Industriales sube un 0,69% a 1.893 puntos, el tecnológico Nasdaq repunta un 0,96% a 1.893 puntos mientras que el selectivo S&P 500 gana un 0,7% a 1.502 puntos. Y todo ello, a pesar de que el precio del crudo continúa por segunda jornada consecutiva al alza debido a las presiones del mercado de gasolina americano, ya que, dicen los expertos, no existe suficiente oferta para satisfacer la demanda. Esto hace que el barril de West Texas de referencia en Estados Unidos cotice por encima de los 62 dólares mientras que las compañías petrolíferas como Exxon Mobil (1,74%), ConocoPhillips (1,77%) o Chevron (1,64%) se apuntan suculentas ganancias. No sólo las compañías petroleras se colocan a la cabeza de las ganancias. También el sector de los semiconductores adquiere protagonismo en el día de hoy. Nvidia repunta un 7,16& a 35,17 dólares tras anunciar ayer que incrementó su beneficio un 43% en el primer trimestre del año. Tono positivo también para Applied Materials que repunta un 3,34% a 19,82 dólares favorecida por un buen informe del banco suizo UBS que mejora la recomendación sobre la empresa americana de neutral a comprar. Entre tanto, y el sector inmobiliario KB Home repunta un 3,65% a 44,83 dólares después de recibir una oferta de compra por su división francesa Kaufman & Broad por 788 millones de dólares. En el lado contrario, en el de las pérdidas se colocan los títulos de Foot Locker que caen un más de un 8% tras recortar su previsión de beneficios.