La Bolsa de Nueva York estrenó hoy el nuevo año con paso firme y el Dow Jones de Industriales cerró con un alza 1,5%, impulsado por datos del sector manufacturero en Estados Unidos más favorables de lo esperado y por un dólar más débil.
Ese indicador bursátil avanzó 155,91 puntos y terminó a 10.583,96 unidades, al tiempo que el selectivo S&P 500 ganó un 1,6% y el mercado Nasdaq ascendió el 1,73%. 

Además, la actividad manufacturera se expandió más rápido de lo esperado en diciembre. El índice del Instituto de Gerentes de Compras sobre la actividad de manufactura se incrementó a 55,9 unidades, respecto de las 53,6 observadas en noviembre, más de lo que esperaban los analistas. Otros mercados bursátiles internacionales habían abierto al alza, ante las noticias de que la industria de la manufactura en China creció el mes pasado a su ritmo más acelerado en 20 meses.

Los sectores de materias primas (3,34%), de energía (2,92%), de equipamiento y maquinaria (2,65%) e industrial (2,25%) registraron los mayores avances, aunque también tuvieron una jornada muy favorable el financiero (2,01%) y el tecnológico (1,81%).

Las acciones de Bank of America (4,18%) y de Pfizer (4,07%) lograron las mayores alzas entre las empresas del Dow y les siguieron Boeing (3,79%), Alcoa (3,29%), United Technologies (3,2%) y Cisco (3,13%).

Los títulos de JPMorgan Chase, Caterpillar, Chevron, Intel y General Electric, que al igual que las anteriores pertenecen a ese índice, se revalorizaron algo más del 2%.

Tan sólo tres componentes del Dow cerraron en territorio negativo: La mayor pérdida la registró Home Depot (-0,9%), en tanto que Disney bajó el 0,56% y la aseguradora Travelers perdió el 0,1%.

Por un euro se pagaban 1,4411 dólares al cierre del mercado bursátil, comparado con 1,4316 dólares el jueves y la deuda pública estadounidense a diez años subía de precio, para ofrecer una rentabilidad del 3,82%.