El viernes es el día clave en la agenda semanal estadounidense. Los inversores viven pendientes de las palabras de Ben Bernanke sobre un posible nuevo plan de estímulo a la economía, a pesar del temor a los datos sobre el crecimiento del PIB frente a las estimaciones y podrían hacer ver una ralentización real de Estados Unidos. Antes de la apertura, los futuros anticipan una jornada de compra en Nueva York con rebotes en el entorno del 1%.

El PMI de gestores de compra chino ayuda también a remontar el vuelo a Wall Street dado el peso de la economía nipona en la deuda estadounidense. Los futuros del Dow Jones se anotan un avance del 1,37%, camino de recuperar la cota de los 10.900 puntos; el tecnológico Nasdaq otro 1,32% arriba, mientras que el S&P 500 sube un 1,36% minutos antes de la apertura.

El mayor lastre sufrido por la bolsa neoyorquina en la jornada de ayer fue el sector financiero con importantes desplomes como el de Bank of America que cedió un 7,8% y cuyos futuros anticipan un rebote del 1,7%. Por su parte, Goldman Sachs, también con importantes pérdidas este lunes, sube un punto porcentual.

Por el momento, en cuanto a los resultados empresariales ya se han dado a conocer las cuentas de la firma de alimentación Heinz. La compañía aumentó sus ingresos un 14,9% durante el primer semestre del año. Bate, además, las previsiones de los expertos con un beneficio por acción sin extraordinarios correspondiente a su primer trimestre fiscal de 0,78 dólares, frente a los 0,76 dólares previstos.

Mientras, Europa atraviesa una jornada de calma en los mercados, a pesar del tonteo de nuestro Ibex 35 con las pérdidas a esta hora. El Eurostoxx 50 repunta un punto porcentual y se coloca por encima de los 2.200 puntos, el Dax germano sube un 0,66%, hasta los 5.509 puntos y el Cac francés repunta otro 1,07% y se coloca en los 3.083 puntos.

Dentro del mercado doméstico, el Ibex 35 duda con los 8.300 puntos después de perder todo lo recuperado hasta ahora y acumula una subida de centésimas a media sesión.

El par euro/dólar se mantiene en el 1,44. El oro, como novedad, cede algo más de medio punto porcentual, aunque aguanta la barrera de los 1.875 dólares.