El principal mercado bursátil del mundo abrirá previsiblemente con pérdidas superiores a las registradas al cierre de ayer. Los futuros bolsa neoyorquina avanzan caídas que rondan el 2% con una Italia al borde del abismo tras conocer que el bono transalpino se coloca por encima del 7%, con Silvio Berlusconi fuera de la partida y Europa con cada vez más frentes abiertos. El euro, por su parte, se mantiene en el 1,36 sin demasiada novedad aparente.

Los recortes priman en los mercados y Wall Street no es ajena a ello. Europa está arrastrando al mundo como fuente constante de malas noticias y los futuros anticipan recortes del 2% cuando queda más de una hora para que abra sus puertas.

Hoy pesan poco las noticias puramente estadounidenses como el discurso que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, concederá paralelo a los primeros compases del mercado sobre las pequeñas empresas. Además, se darán a conocer datos macroeconómicos como los inventarios de ventas al por menor y los inventarios de crudo, nada comparado obviamente con el impacto europeo.

En terreno empresarial, General Motors presenta hoy sus cuentas justo antes de que el mercado abra sus puertas. La cadena de tiendas Macy y Liz Claiborne dará a conocer también sus resultados y al cierre será Cisco Systems el que lo haga.

En Europa, como es lógico, priman las pérdidas aun a pesar de que es el Ibex 35 el selectivo que sufre un menor recorte a estas horas. Cae un 1,80% y se coloca en los 8.368 puntos. La Bolsa de Milán, epicentro de la hecatombe de estos últimos días, cede algo más de los tres puntos porcentuales, mientras que el Eurostoxx, Cac y el Dax Xetra germano se dejan del orden del 2,5%.

El par euro/dólar, por su parte, aguanta en el 1,36 en línea con las semanas anteriores, mientras que el oro sigue colocado más allá de los 1.785 dólares la onza.