Si ayer todo era rojo, hoy vuelve un final positivo. Los tres principales indicadores del parqué de Nueva York cerraron con cifras favorables. El Dow Jones sube un 0,52% hasta 12.695 puntos, el Nasdaq hasta 2.863 (+0,63%). Por su parte, S&P 500 aumentó su cotización un 0,49% hasta 1.348 puntos. La onza de oro se plantó en 1.484 dólares, mientras que en el mercado de divisas un euro se cambia por 1,42 billetes verdes.


La cotización del crudo, durante la jornada, rondó los 100 dólares, para finalmente cerrar en 98,93. Dos de las principales petroleras estadounidenses, Exxon Mobil y ConocoPhillips clausuraron la sesión de rojo. Esta última cayó un 1,38% hasta 71,52 dólares, mientras que Exxon lo hizo en un 0,09% (81,05 dólares). ¿Cómo podemos invertir en estas compañías?

Hoy ha hablado el manager de fondos de cobertura Steve Cohen, quien ha declarado que la subida espectacular del S&P 500 está cerca de llegar a su fin. En la Conferencia de Inversión Alternativa, explicó que “en la segunda mitad de 2011 podríamos ver un crecimiento más sólido que en la primera”.

Quien también ha comparecido ha sido John Chambers para dar malas noticias sobre su compañía. El consejero delegado de Cisco ha abandonado su previsión de ventas anuales, entre el 12 y el 17%, debido a la débil demanda y a que la presión de los precios le ha forzado a recortar empleos y acabar con varios departamentos. Los ingresos de la empresa no crecerán por encima del 2% este trimestre. Sin embargo, la previsión de los analistas era de un crecimiento del 7% en las ventas. En Wall Street, acabó la sesión bajando un 4,78% hasta 16,93 dólares.

En el sector automotriz, los proveedores de Nissan se van recuperando del terremoto, según las declaraciones del director ejecutivo de la compañía, Carlos Ghosn. Menos de 20 proveedores se encuentran en una situación crítica, por debajo de los 40 de marzo. Y es que Nissan tuvo que detener sus fábricas tras el terremoto de Japón. Ese parón ha obstaculizado en gran medida las ventas. La automovilística se revalorizó un 5,64, pasando a 20,24 dólares el precio de la acción.

Asimismo, hoy se conocía el dato de que los inventarios de negocio de Estados Unidos repuntaron un 1%. Dato positivo para la economía americana, en cuanto a que las previsiones de los analistas eran de una décima menos.