La Bolsa de Nueva York ha cerrado cerca del equilibrio, dividida entre las pesadas pérdidas trimestrales del banco Merrill Lynch y las bajas ganancias del grupor farmacéutico Pfizer por un lado y el optimismo del grupo informático IBM por otro. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) subió 1,22 puntos, un 0,01%, a 12.620,49 unidades y el índice de alto componente tecnológico Nasdaq perdió 8,28 puntos, 0,35%, a 2.341,83 unidades, según cifras definitivas de cierre.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 avanzó por su parte 0,85 punto a 1.365,56 unidades (+0,06%). En momentos en que tratan de determinar la amplitud de los daños provocados por la crisis financiera sobre los otros sectores de la economía luego del comienzo de la publicación de resultados, los inversores recibieron este jueves anuncios 'positivos y negativos' por parte de las empresas. Los negativos Del lado negativo, el banco de inversiones Merrill Lynch, una de las instituciones más afectadas por la crisis de los créditos a riesgo 'subprime', anunció una pérdida cercana a los 2.000 millones de dólares en los tres primeros meses del año, masivas depreciaciones de activos y la supresión de 4.000 empleos. Merrill Lynch pasó depreciaciones de activos en el primer trimestre de cerca de 9.000 millones de dólares, que explican en gran parte la pérdida neta de 1.960 millones de dólares anunciada este jueves. El grupo farmacéutico Pfizer registró una caída de su beneficio trimestral mayor a las previsiones del mercado, a causa de la finalización de sus licencias sobre los medicamentos Norvasc y Zyrtec en Estados Unidos. Por otra parte, la actividad industrial en la región de Filadelfia (noreste de EEUU) retrocedió marcadamente en abril, con un índice en -24,9 puntos, contra -15 puntos previstos. Los positivos Del lado positivo, el grupo informático estadounidense IBM logró en el primer trimestre un beneficio muy superior a las previsiones y realizó previsiones optimistas para el resto de 2008. En el plano macroeconómico, las cifras de solicitudes semanales de beneficios por desempleo fueron inferiores a las previstas la semana pasada en Estados Unidos. 'Los inversores son prudentes, es lo que justifica sus dudas entre comprar y vender, pero vista la estabilidad del mercado, se tiene la impresión de que integraron las malas noticias en sus decisiones cotidianas', comentó Peter Cardillo (Avalon Partners) En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 3,729%, contra 3,696% el miércoles, y el de los títulos a 30 años se mantuvo estable en 4,524%, contra 4,525%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.