La Bolsa de Nueva York terminó la sesión del miércoles con un claro repunte, al cabo de una sesión muy vacilante, entre la busca de buenos negocios y con el temor de fondo a una recesión. El Dow Jones subió 1,16% hasta los 12.735 puntos, mientras que el tecnológico Nasdaq repuntó un 1,39%. Este jueves saldrá desde los 2.474 puntos.
El índice ampliado SP 500 subió 1,36% (+18,94 puntos) a 1.409,13 unidades, según las cifras definitivas de cierre. 'Existe el sentimiento de que ha habido demasiadas ventas en el mercado y de que muchas acciones representan ahora muy buenas oportunidades', explica Dick Green, analista de Briefing.com. Al ceder en las cinco primeras sesiones de 2008 casi todas sus ganancias de 2007, 'el mercado realizó ventas en demasía, lo que empuja a los inversores a la busca de buenos negocios', señaló Peter Cardillo, de Avalon Partners. Pero Wall Street tuvo muchas dificultades para conservar sus ganancias tras haber caído en números rojos muchas veces durante la sesión. 'Las preocupaciones sobre una eventual recesión pesan siempre sobre el humor del mercado, que intenta subir después del peor comienzo de año jamás visto', subrayó Al Goldman, de AG Edwards. Sin datos macro Alimentando los temores sobre la economía, en ausencia de indicadores macroeconómicos, Goldman Sachs afirmó que la economía estadounidense 'está a punto de caer en una recesión'. El mercado de títulos siguió atrayendo inversores inquietos. El rendimiento de los bonos del Tesoro a diez años cayó a 3,791%, contra 3,840% el martes y el de los de 30 años de plazo, a 4,321%, contra 4,355%.